Pepe no levanta, porque es un desconocido dentro del PRI. Mal que bien, ese agrupamiento construyó, durante años, una organización de profesionales de la complicidad política, que en no pocos casos se convirtió en delincuencia política organizada. Mafia con sus propias reglas para tapar los delitos de los unos y los otros. Y Pepe nunca fue parte de ellos. Pepe fue contratado para darle un maquillaje tecnocrático a las corruptelas. Pepe fue solo un cómplice honorable. Nunca un auténtico Corleone. Por eso no los entusiasma.

Leer más...

En 2000, cuando Fox sacó al PRI de Los Pinos, lo hizo de manera literal: el PRI salió de Los Pinos. Pero solo de ahí. Porque el PRI se quedó en la Secretaría de Hacienda, el Banco de México. Y también en Veracruz, Puebla, Nuevo León, Chihuahua, Quintana Roo, Hidalgo, Tlaxcala, Coahuila, Colima, Tabasco, Tamaulipas, Campeche... En fin, en casi todo el país. Más, su gran presencia en el Congreso y la Suprema Corte.

Leer más...

¿Cómo debe interpretarse la salida de Osorio de la Secretaría de Gobernación? ¿Evidencia de fracturas en la cúpula? ¿Refuerzo a la campaña de Meade? ¿Gran viraje en la estrategia contra la delincuencia?

Leer más...