Un tema trascendental en la vida de toda familia es la alimentación. De los hábitos que la familia tenga dependerá la salud de los integrantes de la misma. Al respecto, existen investigaciones que han demostrado que una de las adicciones más fuertes es a los azúcares, así explicamos que tomar o comer bebidas o alimentos azucarados sea tan irresistible para muchos. Por ejemplo, hay quienes acostumbran tomar refresco frecuentemente.

 

Es innegable que el consumo excesivo de azúcar ha generado altos índices de sobrepeso y obesidad, que a su vez, han originado diversas enfermedades a nivel mundial, debido a que se acumula en el organismo en lugar de desecharse. Entre las enfermedades se encuentran: Diabetes, caries, ansiedad, disminución de colágeno, adición, insomnio e hipertensión arterial.

 

Naturalmente las frutas, el maíz, la leche y otros alimentos contienen azúcares, si a éstos se añaden azúcares industrializados y/o artificiales como los que contienen galletas, bebidas azucaradas, entonces se rebasa por mucho la cantidad saludable sugerida por día.

 

En 2015 la Organización Mundial de la Salud generó la Directriz sobre la Ingesta de Azúcares para Adultos y Niños (Guideline: Sugars intake for adults and children), en la que “recomienda reducir el consumo de azúcares libres a lo largo del ciclo de vida. Tanto para los adultos como para los niños, el consumo de azúcares libres (aquellos que se encuentran en alimentos procesados) se debería reducir a menos del 10% de la ingesta calórica total. Una reducción por debajo del 5% de la ingesta calórica total produciría beneficios adicionales para la salud”.

 

Resulta vital conocer esta información para decidir mejorar y optar por hábitos saludables al interior de la familia, por ello la alternativa recomendada es consumir stevia en lugar de azúcar. La Stevia es una planta originaria de Paraguay, es de clima tropical aunque ya se encuentra adaptada al clima de la región centro de México.

 

Stevia es más dulce que el azúcar, el organismo la deshecha en forma natural sin acumularla, entre sus propiedades están:

 

Anticaries

Reduce la grasa corporal

Tranquilizante

Antioxidante y diurético

Regula la presión arterial

Regula el aparato digestivo

Regula los niveles de glucosa en sangre

 

Cambiar paulatinamente el azúcar por la stevia ayudará a prevenir padecimientos importantes e irreversibles, el mejor contexto para inculcar hábitos saludables es en familia, al interior de los hogares. Nadie desea contraer enfermedades pero no basta con pensarlo o decirlo, el desafío radica en tomar decisiones e implementar un plan de acción. Sólo así será posible impactar en la incidencia de enfermedades crónico-degenerativas.