… Y cuando los miembros del partido comunista llegaron al poder, se hicieron obesos, torpes, y comenzaron a cavar su propia tumba

 

Es el momento en que la mayoría morenista del Congreso del Estado debería reafirmar las premisas: Primero los pobres y Lucha a muerte contra la Corrupción.

 

Pero hoy Morena se hizo fifí al momento de votar por su nuevo coordinador, y no crean que la razón sea lo fresa y mamón de Ramiro Vivanco Chuedraui, sino el filtro de los negocios con el que en esta parte los morenistas prepara la estocada final para cortar rabo en el tiempo que le falta a esta Legislatura.

 

¿Cómo exigir a los integrantes de la bancada de La Esperanza de México que dejen de sacar al megafifí que traen dentro?

 

Me pregunto ¿qué ocurrió con las vaquitas sagradas de la Izquierda tlaxcalteca?, ¿Tan fácil las convencieron de poner en la coordinación a un sujeto formado en las filas del Partido Verde, el ejemplo más claro del pragmatismo que al grito de vamos a defender el medio ambiente los ha hecho multimillonarios?

 

Imaginen ustedes a la mayoría morenista ante el presidente Andrés Manuel López Obrador. Estas serían algunas de sus explicaciones:

 

Presidente, ¡entienda!, otra vez ya no va a contender un candidato como usted, que hasta la basura arrastró y la llevó al podio de triunfadores…

 

Presidente, denos chance, no siempre se tiene la oportunidad de dejar de ser unos mediocres politiquillos. Ahorita hay que hacer fortuna… Usted porque tiene sus pensamientos bien raros, que los pobres… que Juárez ha sido el mejor Presidente… ¡no, ahorita hay que juntar lana para la campaña!

 

Lo digo amargamente decepcionado. La mayoría abrumadora de Morena en el Congreso de Tlaxcala no nos permitió dejar el atraso… esa visión setentera del diputado con sobrero, gafas obscuras y botas de charro, borracho (o borracha), tranza, infiel, prepotente, ratero, golpeador (o golpeadora).

 

Hoy se negocian los procesos de desafuero. Se hacen milagros con las cuentas públicas (siempre y cuando el cliente en tratando acepte las condiciones de los bisnesmen del Congreso). Se les da vida a las obras fantasma, y todavía sobra poder para disfrazarse de chairo y recibir con matracas y traje corrientito al Presidente.

 

Hoy, el Congreso toma decisiones basado en la resabia de un torero transformado de triunfador en las plazas merced a exponer su vida ante imponentes enemigos, a un caimanazo peor que Rafael Herrerías, a un explotador peor que Mariano González (el viejo, mmm ok también el no tan viejo), a un mandilón peor que Jorge Sánchez Jasso (no, eso sí duele…)

 

La esperanza de Tlaxcala devino en la esperanza de un puñado de políticos y políticas por engordar sus cuentas personales, pensando en que esta es la primera y última oportunidad de guizar con manteca.

 

¡Con razón están panzones!, no es culpa de la Pandemia.

 

Bueno, con esos detalles, hoy veremos a los alegres morenistas pasar de chairos a fifíes en el ratito que le tome al tal Vivanco Chedraui levantar la diestra y rendir protesta.

 

Creen que la gente no se da cuenta.

 

Tienen la remota idea que el Presidente no los observa.