Ser arropado por compañeras suyas de partido no le quita responsabilidad de traficar suciamente con imágenes de una joven

 

El paquete transformador que ya comenzó, incluye el comportamiento de los servidores públicos. Este oso cometido por el senador tamaulipeco Cabeza de Vaca, usando su móvil en plena sesión para ver las fotos de una instagramer ajena al tráfico de sus imágenes, abre un panorama al que habíamos dado la espalda: la impunidad de los poderosos sobre los débiles.

 

Está muy presente la conversación del gober precioso y su compadre Kamel Nacif. Y lo que el primero tuvo que pagar a decenas de medios y grupos que a partir de esa filtración se volvieron millonarios, con el dinero del presupuesto poblano, con tal de que ese bizarro político no enfrentara un irremontable juicio sumario.

 

Hoy las cosas tendrían que ser distintas porque en las cámaras, Alta y Baja ya comenzó a cocinarse el fin del fuero, incluso para el Presidente.

 

Por eso no entiendo la extraña solidaridad de legisladoras panistas arropando a un individuo que, con un poco de ética, a estas alturas ya tendría que haber renunciado al cargo, reconociendo su falta de probidad y su doble moral.

 

Pero renunciado para qué?, Pues para explicar, sin el fuero de senador, en qué asquerosa asociación parecida a la del precioso y su compadre el libanés, está metido. Es que hoy es absolutamente imposible burlar al Pueblo.

 

Vamos hasta el mismo López Obrador ha tenido que recibir candela luego de haber besado en la mejilla a una reportera que quería respuestas, no cariño, así fuera del próximo hombre más poderoso del país.

 

Nuestra forma de ver las cosas tendrá que pasar por varios sedazos. Hoy la corrupción comenzará a ser un delito grave, para evitarnos otros osos como la sentencia de nueve años a Javidú.

 

Y también el comportamiento de los poderosos tiene que responder a la expectativa de la Cuarta Transformación. Recuerdo el penoso papel de el gobernador de Tlaxcala, Mariano González, combinando arteramente su oficio de hacendado con de mandatario. Saben ustedes cuántas atrocidades se cometieron en el nombre de la impunidad tricolor utilizada por ese energúmeno?

 

Pues no hay gran diferencia con Cabeza de Vaca, o con Peña Nieto, empeñado en disfrutar los últimos días de gloria, moviendo el armatoste de precio millonario en dólares , pero que no vuela -esta vez quedó atrapado en Nueva York- y que es una vergüenza mundial, tan escandalosa como los cientos de cadáveres pudriéndose en contenedores que deambulan por municipios jaliscienses.

 

Eso, señores es corrupción, es mala entraña, es antiético y debe ser castigado con todo el peso de la Ley.

 

No puede haber más Cabezas de Vaca, más Duartes, Peñas, Calderones, Diazordaces, Mariosmarines. Efectivamente hace falta una moralización del país. Y que empiecen los gobernantes. Tiro por viaje. Cometieron una falta?, qué la reparen inmediatamente. Sin rodearse de compañeras de partido. Tienen que ir a la cárcel? pues que vayan, y no se atrevan como Marín, a desvalijar la hacienda nacional para blindar su ausencia de moral.

 

TODOS LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN SON RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTA EL PUNTO DE VISTA DEL PORTAL POLÍTICA TLAXCALA