No quisiera pensar en que esta será la primera decepción del régimen de la cuarta transformación, y la despedida del vilipendiado priísta

 

Por qué el canciller mexicano Luis Videgaray, habituado a meter la nariz en otros países como una especie de equipo de avanzada gringa (con iniciativa) no mueve un dedo para reclamar incluso regionalmente la liberación de cientos de niños separados de sus padres, víctimas de la política de tolerancia cero impulsada por Donald Trump.

 

Ya murió una niña, afectada por una enfermedad pulmonar y, según reportes de activistas a los niños se le obliga a consumir barbitúricos acaso para menguar el sufrimiento de estar separados de sus padres.

 

Qué corre por las venas de Videgaray, y de su jefe el presidente Enrique Peña Nieto, cuyo viaje a Colombia para participar en la asunción de las nuevas autoridades lo muestra en plena fuga geográfica ante un asunto que parte y tritura al tejido social.

 

Cómo responderá Peña a la pregunta de sus homólogos en aquella reunión, oye Enrique no te lastima que tengan enjaulados a cientos de mexicanitos mientras tú te das vida de rey, usando el costoso avion presidencial cuando la angustia y desolación afecta a tantas familias en tu país?

 

Nuestro comportamiento es el de una nación sometida y callada porque está conforme con que  familias migrantes padezcan el castigo de un presidente racista utilizando sufrimiento y muerte como adrenalina para sus electores, decrépitos, pervertidos y viciosos.

 

Me preocupa la incipiente sumisión de Andrés Manuel, afirmando que no quiere pelea con Trump, pero sin un posicionamiento respecto a la separación de familias y enjaulamiento de seres indefensos y vulnerables.

 

Será que el moribundo régimen de Peña Nieto muestra inacción en este tema, esperando que el lerdo y protagónico discurso de AMLO defina la posición de México ante la muestra más indigna de racismo y casi diversión de esos asquerosos seguidores de un Trump cuya alma, no lo dudo debería estar pudriéndose en el infierno.

 

TODOS LOS ARTÍCULOS DE OPINIÓN SON RESPONSABILIDAD DE SU AUTOR, Y NO NECESARIAMENTE REPRESENTA EL PUNTO DE VISTA DEL PORTAL POLÍTICA TLAXCALA