Pareciera gracioso, pero la realidad es que las últimas declaraciones del señor presidente de México, apuntalan el bullying que por siglos ha vivido Tlaxcala de parte de otras entidades federativas de nuestro país, al llamar a los tlaxcaltecas traidores por haber generado una alianza con el conquistador Cortes.

 

La petición de disculpa solicitada por Andrés Manuel al gobierno español, atrae una vieja discusión entre mexicanos, en la cual <<La Ignorancia>> ha sido por años el factor preponderante para ofender y denigrar la cultura y antepasados tlaxcaltecas, dejando de lado los hechos históricos documentados que dan cuenta de la relación entre los aztecas y tlaxcaltecas, la cual no era precisamente de armonía. Sacrificios humanos, cierres de rutas comerciales, eran parte de las tropelías sufridas por los tlaxcaltecas a manos del Imperio Azteca, en ese momento existían fronteras y rivalidades naturales entre los nativos; con la llegada de los conquistadores, surge una oportunidad de debilitar y derrocar a sus eternos opresores y consolidar su supervivencia.

 

Solamente había que aclararle y recordarle al señor Presidente, que si bien los españoles fueron los iniciadores de dicha guerra, esta no hubiese sido posible sin la alianza que conformaron con los tlaxcaltecas, es decir mexicanos ayudaron a disolver un imperio mexicano, que si bien importante y de gran relevancia para toda América; pero para entonces represor, violento y con absoluto abuso de poder en contra de civilizaciones ajenas a la de ellos. Sin embargo, recordemos que en esa etapa de la historia no existía México como denominación de país o nación; ¿Entonces a quien se traiciono o a quienes?

 

Sin embargo muchos mexicanos atacan con palabras como, traidores a la patria, desleales, que el mayor castigo y maldición de Tlaxcala es ser olvidada por el resto del país, traición a su propia raza, etc. Sin embargo, más allá de una guerra ganada, se debe resaltar el encuentro de dos grandes culturas, que hoy en día nos identifican como mexicanos a las 32 entidades federativas, la evolución convino dos culturas que hasta el día de hoy forjan nuestra identidad, patriotismo y folclor. Fruto de la alianza tlaxcalteca – española, Tlaxcala se consolido como la única entidad de la república en conservar su denominación étnica, se logró por familias tlaxcaltecas la  colonización y expansión del territorio actual norte de México. Tlaxcala es el eslabón para armar el Estado – Nación mexicano que hoy conocemos y que hace de nuestra historia una de las más ricas y llenas de cultura de todo el mundo. Lejos de llamar a la división, hoy México necesita discursos de unidad y de fortalecimiento de nuestros orígenes e historia, enfáticamente puedo mencionar que la petición al gobierno español es una tontería en la que ni disculpas ni agradecimientos debiesen ser solicitadas; la preocupación debe centrarse en el mundo actual, en donde verdaderamente necesitamos de discursos y acciones que ponderen la defensa de nuestra cultura y principalmente de las fronteras, defender la erradicación de fronteras que lastiman y denigran a la humanidad.