Este martes 4 de septiembre Manuel Velasco Coello fue gobernador y senador al mismo tiempo, violentando el artículo 125 constitucional que a la letra dice: << Ningún individuo podrá desempeñar a la vez dos cargos federales de elección popular ni uno de la Federación y otro de una entidad federativa que sean también de elección; pero el nombrado puede elegir entre ambos el que quiera desempeñar

 

Cuando observamos todos y cada uno de los ciudadanos sucesos como los ocurridos el pasado martes, solo una palabra viene a la mente <<burla>>; con actos de corrupción que lejos de erradicarse se fortalecen. Dónde queda la congruencia del discurso morenista, que no obstante aprueban la licencia a Manuel Velasco con el apoyo priista, sino también los senadores Monreal (MORENA) y Delgado (MC) salen en defensa del gobernador de Chiapas.  Y es que aquí la discusión, no son los derechos o privaciones de los senadores, el problema radica en la permisibilidad de la vorágine política de los actores políticos, que burlan la ley, burlan al electorado y vulneran las instituciones, haciendo su voluntad de acuerdo a intereses lejanos de lo público.

 

Aquí se observa un favoritismo marcado al senador del Partido Verde por la simple y llana razón del evidente entendimiento de intereses entre el presidente electo y Velasco Coello, la mercenariedad del Verde que por sexenios se ha marcado, ahora no es la excepción al servicio del ejecutivo federal próximo a rendir protesta.

 

En el año 2000 con la primer alternancia se formalizo una coalición denominada <<Alianza por el Cambio>> formada por el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) quienes postularon como candidato al panista y ex gobernador de Guanajuato, Vicente Fox. A la postre, los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (PANAL) registraron ante el Instituto Federal Electoral (IFE) el convenio con el que quedó formalizada la integración de la coalición <<Compromiso por México>>, con la postulación de Enrique Peña Nieto; ambos candidatos respectivamente electos presidentes de México y respaldados en las cámaras por los diputados y senadores verde – ecologistas.

 

Ahora en la llamada cuarta transformación, no en coalición formal electoral, pero si a través de su grupo parlamentario el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), en voz del Diputado Jorge Emilio González Torres, aseveró: <<que su bancada colaborará con el gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador, además de que “volverá a ser un partido independiente que ya no tiene la necesidad de apoyar al PRI

 

Síntomas evidentes de la grave enfermedad de los gobiernos <<Corrupción>>, es lo que muestran los Senadores y Diputados con este acto deliberado a favor del no sé si llamar senador o gobernador. Los mexicanos necesitamos verdaderos cambios, para aquellos que han pretendido un cargo público debe quedarles claro que su finalidad no son sus intereses como persona, ahora su principal razón es el pueblo que los ha electo y ha confiado en ellos, querer hacerlo todo te lleva a no hacer nada, ahora analicemos los resultados de Velazco Coello como gobernador de Chiapas, como deja en materia de salud, educación, seguridad, etc. dudo mucho que haya ganado la oportunidad de ahora ser senador de la república, sin embargo veremos en que para la tersa y amorosa relación de los Juniors de la política y el movimiento de esperanza y amor.