La segunda alternancia de gobernador en Tlaxcala aun con su minúscula diferencia (menos de 4 mil votos) sorprendió a muchos, no solo en Tlaxcala, más a un en el gobierno federal, así como al panismo nacional. El gobernador neopanista desde la búsqueda de la candidatura contaba con simpatía y apoyo del grupo de Fox-Creel e indiferencia del grupo panista encabezado por Calderón.

 

La prueba más evidente fue el rechazo a este último en la salutación en Palacio de Gobierno el día de toma de posesión (15-enero-2004). Con el apoyo del gobierno foxista y el quipo hacendario (Gil Díaz) año con año del sexenio Héctor Ortiz, logro presupuestos muy superiores a lo establecido: casi duplico en su periodo gubernamental el presupuesto para Tlaxcala (de aprox. 7 mil millones a 15 mil millones).

 

Su labor como gestor de recursos públicos así como de operador y estratega electoral se le reconocía aquí y allá. Ello valió para la construcción de la magna obra de salud (el HIT) el Hospital Infantil y de apoyo al sistema de salud local.

 

Así mismo no podía faltar el incremento presupuestal y material de su alma mater la UAT, y la creación de la hoy segunda institución de educación superior de mayor cobertura como Universidad la Politécnica de Tlaxcala.

 

La estructura burocrática estatal en segundo y tercer niveles creció de manera desproporcionada, no tanto para hacerla más eficiente si no pura operación electoral, que en la intermedia (2007) le funcionó bien, no tanto en la sucesoria (2010). Cabe una aclaración Ortiz ha sido el único gobernador de los últimos cinco que tuvo afinidad partidaria federal (Fox-Calderón) los otros no.

 

Por ello la sucesión represento una doble vía: un candidato (a) local, J.Velázquez o Perla López o bien la engreída legisladora federal (diputada Calderonista) Adriana Dávila.

 

Un manotazo del ya presidente Calderón hizo candidata a su pupila, cuando el acuerdo era de una elección interna que estaba diseñada para hacer ganar a Perla López, o quien a su vez fue se designado por el dedo índice Orticista.

La elección (Julio-2010) por vez primera con tres mujeres en la boleta (Adriana, Minerva y Rosalía) más la de Mariano era un hecho inédito en Tlaxcala y México.

 

Dos postres sin salirse……del tema

 

Uno: El PRD pierda la elección  por una necedad de S. Anaya; el PAN por una de Calderón.

 

Dos: una plaza bicentenario diferente hubiera sido la culminación de un Gobierno visionario, hoy sigue siendo una mole de concreto olvidado.