Durante la primera sesión ordinaria de la Comisión Permanente de la LXII Legislatura Local, el diputado César Fredy Cuatecontzi Cuahutle, dio lectura a la iniciativa formulada por el grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, por el que se propone crear la Ley para la Protección de Informantes y Denunciantes de actos de corrupción del estado de Tlaxcala, con el objeto de facilitar e incentivar las denuncias de posibles actos de corrupción, susceptibles de ser investigados y sancionados, tanto en materia administrativa como en materia penal, y se garantiza la protección a los servidores públicos o a cualquier persona que, de buena fe, denuncie o testifique sobre posibles actos de corrupción.

 

Esta propuesta, dijo forma parte de la modificación a la legislación de nuestro Estado para la instalación del Sistema Estatal Anticorrupción, ya que prevenir los hechos de corrupción es necesario para fortalecer a las instituciones públicas, para otorgar a la ciudadanía la garantía de que los recursos públicos se gastan con eficiencia, buscando siempre el bienestar colectivo. Es por esto que se deben implementar todas las estrategias posibles para prevenir los hechos de corrupción en los que se puede incurrir en el sector público.

 

En otro punto de la sesión, el diputado Enrique Padilla Sánchez, en su calidad de secretario de la Mesa, dio lectura a la iniciativa de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales, por la que propone declarar el cultivo de la orquídea de Belén Atzitzimititlán, patrimonio cultural e inmaterial del municipio de Apetatitlán de Antonio Carvajal.

 

En la lectura del dictamen, se indicó que la República Mexicana cuenta con una gran riqueza cultural, pero sobre todo con una gran riqueza natural; de norte a sur y de costa a costa; la variedad en sus zonas climáticas, en su relieve, son propicios para que crezcan en sus suelos una gran diversidad de plantas y se reproduzcan muchas especies de animales, características que le han valido a México el reconocimiento Mundial, por poseer en su territorio una gran cantidad de ecosistemas.

 

Se mencionó, que en el 2011, expertos del Instituto Nacional de Ecología (INE), señalaron que México ocupa el 4to lugar a nivel mundial de Biodiversidad , en otras palabras, aproximadamente entre el 10% y el 12% de las especies del planeta se encuentran en territorio mexicano.

 

En lo que respecta a la flora, nuestro país cuenta con plantas ricas en especies, entre ellas la tercera familia de mayor importancia las Orquídeas; de acuerdo al Instituto de Biología de la UNAM, en el mundo existen más de 25 mil especies de orquídeas, de las cuales, hasta el 2007, en México se tenían inventariadas mil 257 especies nativas. Esta cifra tiende a crecer en la medida en que se descubren nuevas especies no catalogadas.

 

En este sentido, se comentó que en Tlaxcala, desde hace casi cien años -según el testimonio oral de los mismos pobladores- en la Comunidad de Belén Atzitzimititlán, se fomenta el cultivo de la “flor de mayo” (Laelia speciosa), también conocida como “orquídea de Belén”, una de las tantas especies de orquídea que se encuentran en los bosques templados de sierras altas de varios estados de la República Mexicana; actividad que se ha transmitido de generación en generación, lo que ha permitido que a la comunidad se le reconozca como “el pueblo de la flor de mayo”, de  ahí la necesidad de proteger la transmisión de conocimientos empíricos respecto al cultivo de las orquídeas, así como reforzar las nociones de pertenencia tanto en la comunidad como en el Estado de Tlaxcala.