Propone reformas a la Ley del ISSSTE para que cesen aumentos a préstamos que representan un serio agravio para la clase trabajadora.

 

La actual medida ocasiona que la fecha para poder liquidarlos definitivamente, se prolongue en cada actualización.

 

El senador del Grupo Parlamentario del PRI (GPPRI) Manuel Añorve Baños presentó una iniciativa de reformas a la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado en materia créditos hipotecarios para que éstos dejen de actualizarse conforme a la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

 

En su propuesta el senador guerrerense dijo que es preocupante que el marco legal tenga algunos aspectos que no favorecen del todo a los trabajadores pues los prestamos no son baratos ni suficientes, por lo que la decisión de actualizarlos anualmente de acuerdo a la UMA representa un serio agravio para la clase trabajadora.

 

Dijo que el Artículo 185 de la ley establece que “el saldo de los créditos otorgados a los Trabajadores a que se refiere la fracción I del artículo 169 de esta Ley se revisará cada vez que se modifiquen los Salarios Mínimos, incrementándose en la misma proporción en que aumente el Salario Mínimo”.

 

“Lo anterior resulta sumamente gravoso para quienes continúan pagando sus viviendas, puesto que dichas actualizaciones generan incremento en los pagos que los trabajadores realizan para cubrir su crédito hipotecario, lo que ocasiona que la fecha para poder liquidar de manera definitiva su crédito, se prolonga en cada actualización, por lo que se genera un estado de incertidumbre y angustia para los trabajadores”, puntualizó Añorve Baños.

 

Tal practica violenta claramente los preceptos constitucionales como el que se establece en el Apartado B del artículo 123 constitucional que dice que “el Estado establecerá un sistema de financiamiento para otorgarles créditos baratos y suficientes para la adquisición en propiedad de habitaciones cómodas e higiénicas, construcción, reparaciones y mejoras, o para pagar pasivos adquiridos por estos conceptos”, precisó.

 

La adquisición de vivienda, dijo, muchas veces suele ser el único patrimonio que las familias mexicanas pueden legar a sus descendientes, lo que se convierte en un tema importante puesto que garantiza la seguridad y estabilidad de las familias. En este sentido, abundó, la presencia del Fovissste beneficia en gran medida a los trabajadores al servicio del Estado, puesto que les permite tener la posibilidad de adquirir un crédito hipotecario.

 

Por ello resulta inaplazable la formulación de una reforma, que proteja y vele por los intereses de los trabajadores, particularmente en el tema de créditos hipotecarios y así, de una vez por todas, se vean coronado los esfuerzos de los trabajadores al poseer una vivienda digna, a través de créditos fijos, sin incertidumbre de los aumentos como se han venido presentando.

 

Por lo anterior el senador priista propone derogar el primer párrafo del artículo 185 de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado para que créditos citados devengarán intereses sobre el saldo ajustado de los mismos a la tasa que determine la Junta Directiva. Dicha tasa no será menor del cuatro por ciento anual sobre saldos insolutos las cantidades que se descuenten por los créditos a que alude el presente artículo, no podrán exceder del treinta por ciento de su Sueldo Básico.

 

Las cantidades que se descuenten a los Trabajadores con motivo de los créditos a que alude el presente artículo, no podrán exceder del treinta por ciento de su Sueldo Básico, sin perjuicio de lo previsto en el artículo 20 de esta Ley. La iniciativa fue turnada a las Comisiones Unidas de Seguridad Social y Estudios Legislativos, para su estudio y dictaminación.