En conferencia de prensa el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Manuel Cambrón Soria, consideró que es necesario que se atienda el conflicto de límites territoriales entre el municipio de Quilehtla y Acuamanala antes de que estalle una violencia social severa,

 

En un pronunciamiento tajante, le exigió al diputado presidente de la Comisión de Asunto Municipales del Congreso del Estado, José Luis Garrido Cruz que intervenga lo antes posible y se ofrezca una alternativa de solución.

 

El problema se deriva por la construcción de un  una barda perimetral del panteón municipal de Quilehtla, desde entonces se mantiene una serie de inconformidades entre ambos municipios, pues los dos reclaman el territorio como parte de la extensión que gobiernan.

 

En su oportunidad la alcaldesa de Acuamanala, Catalina Hernández Águila, se pronunció por mantener la paz, sin embargo consideró que el edil colindante debe tener humildad para entablar una mesa de diálogo y concretar acuerdos que permitan una solución pacífica.

 

Aclaró que a la fecha el diputado Garrido Cruz se ha negado a atender la situación, mostrando la falta de disposición para realizar el trabajo que le fue encomendado como integrante de la LXIII Legislatura. Dijo que cuando reventó el conflicto se acordó con ambas partes que se detuvieran los trabajos, pero fue un pacto de palabra que según la alcaldesa, nunca se cumplió

 

Finalmente el líder perredista auguró, que el diputado no ha querido ver el conflicto, porque parce que hay un acuerdo extraño por ahí, por lo que pidió que sean escuchados,  y que se presenten las pruebas y los elementos técnicos que busquen una salida a este problema.