Conductor alcanza a darse a la fuga, luego de que su auto se incendió tras fuerte choque

 

 

Alrededor de las 10:00 horas de este domingo, bomberos Tlaxcala, policías estatales y municipales de Apetatitlán, oportunamente atendieron el siniestro provocado por el choque de un auto contra un poste, en la carretera que conduce al complejo de hospitales ubicado en esa demarcación.

 

Datos obtenidos señalan que momentos antes el automóvil de la marca Dodge tipo Stratus de color verde y placas de circulación WDW-32-32 del Estado de México que era tripulado por un solitario sujeto, impacto a un poste ubicado a unos cien metros del entronque con la carretera Apizaco-Tlaxcala.

 

El que casi derribó, sin embargo el trasformador que el objeto fijo (poste de concreto) sostenía en su parte alta, e medio de un fuerte estruendo y chirriar de cables cayó sobre la unidad motora, la que comenzó a verse envuelta en fuego.

 

A pesar de ello, el conductor que según testigos dijeron tenía alrededor de unos 40 años de edad, logró salir de la unidad siniestrada y luego entre balbuceos justificó el que se había quedado dormido, para luego abordar una camioneta de trasporte público y retirarse del lugar, dejando un gran desorden.

 

Al tiempo, arribaron al sitio elementos de la municipal, de la policía estatal y Bomberos adscritos a la Comisión Estatal de Seguridad (CES), quienes hicieron frente y lograron sofocar las llamas que amenazaban con devorar el coche; que fue abandonado por su conductor en este largo fin se semana.

 

Tiempo después llegó al punto, personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) quienes luego de valorar y dictaminar los destrozos, procedieron a reponer la infraestructura averiada que permite el suministro de energía en esa zona aledaña al complejo hospitalario de la Secretaría de Salud (SESA), incidente que no dejó pérdidas humanas.