La Asociación de Bancos de México (ABM) buscará reducir la cantidad de efectivo que se maneja en el país, así como incrementar el uso de pagos a través de códigos QR.

 

cel_money2.jpgMenos uso de dinero en efectivo y mayor utilización del celular en los pagos: esos son dos de los objetivos clave que anunció este martes la banca en México para combatir la corrupción y fomentar la inclusión financiera en los siguientes años.

 

La Asociación de Bancos de México (ABM), en voz de su presidente, Marcos Martínez, se comprometió a reducir la cantidad de efectivo que se maneja en el país, así como incrementar el uso de pagos a través de teléfonos celulares con los códigos QR.

 

En conferencia de prensa, junto con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, el líder de los banqueros mencionó los objetivos de un nuevo plan de inclusión financiera para los siguientes años.

 

"El plan tiene tres objetivos principales: impulsar el crecimiento económico del país, mejorar la condición de los mexicanos y brindar servicios con transparencia", dijo Martínez Gavica durante la presentación de las acciones para el fortalecimiento del sistema financiero.

 

Para ello se busca añadir 30 millones de personas más al sistema financiero, aumentar en 50% el crédito al consumo, así como otorgar 1.3 millones de hipotecas. Además se pretende que los servicios financieros lleguen a comunidades más alejadas, detalló el directivo.

 

Añadió que el plan también contempla la atención financiera a 250,000 Pymes, que a las personas que se benefician de los programas sociales no se les cobren comisiones y que 20 de los principales bancos en México están comprometidos hasta el momento con el proyecto.

Martínez Gavica explicó que el menor uso de efectivo pretende combatir la corrupción al eliminar los intermediarios y eficientar los costos de los programas sociales. Dijo que los detalles del programa se darán a conocer en marzo próximo durante la Convención Bancaria.

 

"Vamos a desarrollar una banca digital para que lleguen los sistemas financieros a los lugares más alejados de México y vamos a cambiar la forma en la que se accede a un crédito", dijo por su parte el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera.

 

Para lograrlo, la ABM ha destinado 80,000 millones de pesos para el desarrollo de tecnología, modernización de sucursales y desarrollo de servicios financieros.

 

El nuevo plan también incluirá a los jóvenes. "Las personas mexicanas entre 15 y 17 años podrán abrir una cuenta bancaria a su nombre y sin tutores", dijo Herrera.

 

Durante su participación, López Obrador reiteró su respeto a la autonomía del Banco de México y su compromiso a mantener una economía equilibrada: "No vamos a gastar más de lo que tengamos de ingresos (...) No vamos a seguir endeudando al país".