Ante la alta incidencia de casos positivos de COVID-19 en el estado de Tlaxcala  autoridades del municipio de Terrenate, establecieron una medida  drástica para  contener  la propagación del virus, de tal manera que  se instruyó  a los pobladores a que reporten a  las personas que entran a la comuna  y que no son originarias de este lugar, pues podrían ser portadores del nuevo virus. 

 

El presidente municipal de Terrenate, Felipe Fernández Romero, detalló que a la comuna llega  un sin fin de vendedores, principalmente de Puebla o incluso de municipios locales como Huamantla, y es bien sabido que en el  vecino estado  las cosas estan más complicadas con la pandemia, lo mismo pasa con la ciudad de los muéganos. 

 

“Huamantla, comuna donde se registran 19 casos positivos de Coronavirus; mientras que otros comerciantes llegan de Puebla, entidad que supera los 800 casos positivos y  más de 170 decesos, cifras que cada día van en aumento”.

 

Argumentó que con esto se pretende evitar contagios en su municipio, no obstante reconoció las afectaciones a los vendedores que de momento les suspendieron las ventas en los mercados, pero no se pueden relajar las cosas y tienen que apoyar por la salud de todos.

 

Por otra parte, Fernández Romero, tocó el tema de los  habitantes de la comunidad de San José Villarreal, quienes  se opusieron a que personal de la Coordinación Estatal de Protección Civil realizara la Jornada de sanitización, debido a que tienen la creencia de que las personas foráneas podría provocar contagios, por lo que comentó que las cosas se aclararon y se podrá cumplir con esta jornada en el momento que se indique.