El reportero Miguel Hernández detalló que  “Ante la ola de robos a unidades del  transporte público de pasaje que se han registrado en el Municipio de Santa Cruz Tlaxcala, la Unión de Transportistas de Oriente A.C. determinó reducir las corridas de pasaje principalmente por las noches para no ser víctimas de la delincuencia.

 

Los empresarios del transporte público informaron a través de volantes que el último viaje de la Central Camionera de la ciudad de Tlaxcala a la comunidad de Guadalupe Tlachco, será a las 21:10 a fin de no ser asaltadas o robadas las unidades y para proteger a los usuarios del transporte público.

 

Los operadores y trabajadores del volante se quejaron de la poca vigilancia policiaca que realizan en la zona de la cabecera municipal a dicha comunidad, por lo que emitieron un aviso a los usuarios para que tomen las medidas pertinentes. Incuso señalaron que se ha incrementado la delincuencia en este municipio.

 

El aviso dice lo siguiente: “Sr. usuario, a través de este medio la ruta Guadalupe Tlachco-Tlaxcala y viceversa, les comunica que debido a los robos de unidades de transporte público y en consecuencia por razones de seguridad de las unidades y del usuario, se ha determinado por asamblea ordinaria de esta ruta, que la última corrida se hará a las 21:10 minutos de la central camionera de Tlaxcala”. Dicha decisión de reducir el horario de servicio fue tomado por los permisionarios en asamblea”.

 

Cabe anotar que en este municipio se han registrado el robo de unidades del transporte público de pasaje de las camionetas de la marca Toyota. En entrevista, un trabajador del volante quién pidió la gracia del anonimato relató lo difícil que le fue vivir la amarga experiencia de que lo encañonaran con armas de fuego para quitarle la unidad del transporte público, con el que se ganaba el sustento de su familia.

 

Señaló que después de que tres sujetos subieron a su unidad, ya estando en la unidad sacaron de entre sus ropas armas de fuego y lo amenazaron con palabras altisonantes. Lo quitaron del asiento y pasaron para atrás mientras uno de los delincuentes tomó el volante.

 

Lo tiraron al piso y le dijeron: “no hagas panchos o te carga la chingada”. En ese momento pensó que eran los últimos momentos de su vida y se encomendó a Dios para que lo ayudara y protegiera.

 

Más delante lo bajaron de la unidad y lo llevaron a tierras de labor en zona despoblada. Dos sujetos huyeron con la camioneta Toyota modelo 2015 y uno se quedó vigilándolo con un arma apuntándole a la cabeza.

 

Le dijo: “solo espero una llamada para ver qué hago contigo, o te carga la chingada o te vas libre”. Se le hizo eterno y su vida dependía de una decisión de los ladrones. Pensó en su familia, en su esposa, sus hijos, en sus hermanos y lloró en silencio.

 

No supo cuánto tiempo pasó, de pronto escuchó que llegó otra unidad y le dijo el delincuente “no pares tu cabeza ni voltees a ver porque te vuelo los sesos”.

Solo escuchó como se fue corriendo, se subió a una otra unidad y se perdieron por rumbo desconocido.

 

Esa amarga experiencia le dejó secuelas. El robo a su unidad ocurrió en febrero de este año y hasta la fecha se encuentra emocionalmente mal, tiene miedo de todo, anda temeroso, le tiemblan las manos y los pies.

 

Ahora ha ido superando poco a poco el trauma, ahora hace ejercicio y actualmente se dedica a la albañilería, plomería, trabajos del campo o lo que encuentre para sostener a su familia.

 

Por el momento no quiere saber del volante; reconocer que es un digno empleo pero se ha convertido en una actividad altamente riesgosa para los choferes, pasajeros y sus familias.

 

Incluso fuentes al interior del ayuntamiento dieron a conocer que a finales del año pasado, los  Policías de Santa Cruz Tlaxcala recuperaron una unidad de transporte público de la empresa Urbanos y Suburbanos de Tlaxcala (USU) S.A. de C.V., la cual contaba con reporte de robo desde el pasado cinco de diciembre ante la Procuraduría General de Justicia del Estado.

La unidad se encontró abandonada el pasado fin de semana en el camino de Temaxcalatla, en la colonia San Marcos de la comunidad de San Miguel Contla, en Santa Cruz Tlaxcala, de ahí que no hubo detenidos.

La camioneta de la marca Toyota GM, tipo Hiace, modelo 2018, no contaba con las placas de circulación, pero los elementos policiacos lograron extraer los numerales que son 635-497-W, los cuales contaban con reporte de robo, dato que confirmó el sistema policial.