Enfermeras  de Suplencia que laboran en el Hospital General de la Secretaría de Salud (SESA),  se manifestaron   en las instalaciones del este  nosocomio para  exigir un trato digno, y mayores prestaciones laborales, pues denunciaron que  son objeto de maltrato por parte de la jefa de enfermería, Marisela Hernández Sánchez, a quien acusan de prepotente  y de  hostigamiento en el trabajo.

 

La  inconformidad  inició desde  la noche de este martes y se prolongó hasta la mañana de este miércoles, donde más de 40 enfermeras  de suplencia  se manifestaron a las afueras del Hospital General de la SESA,  para exigir respeto a sus garantías laborales y la salida inmediata de la jefa de enfermeras, Marisela Hernández.

 

En este contexto las agraviadas exigieron la intervención del Secretario de Salud, Alberto Jonguitud Falcón, para que atienda sus demandas con relación al presunto maltrato y mejores condiciones de trabajo.

 

Agregaron que otras de las demandas son el pago de guardias extras, periodo vacacional, incremento de salarios, y horarios flexibles, ya que laboran hasta 48 horas seguidas y en ocasiones sin descanso.

 

Comentaron que  esta situación  tiene  varios meses  en el Hospital General de la SESA,  pero  ya no pueden  continuar bajo estas condiciones, por lo que consideraron necesario tomar otras medidas  para obtener una solución.

 

Al respecto el Director Hospital General, Adán Pimentel,  informó que ya se instaló una mesa de diálogo con las enfermeras suplentes, por lo que se revisará el caso y se dará puntual respuesta a sus demandas una vez que sean analizadas..

 

Señalar que alrededor de las 10:00 am de este miércoles  las enfermeras inconformes   se retiraron del acceso principal del Hospital,  para entrevistarse con las autoridades e iniciar un diálogo y revisar  sus quejas  laborales. De entrada solicitaron  que no haya represalias en su contra, pues sus familias dependen de su fuente de ingresos.