El Presidente del Congreso Agrario Permanente (CAP), Isabel Juárez, informó que cada año se observa una disminución de hectáreas que se cultivan en la entidad, debido a diversos factores entre ellos el cambio de uso de la tierra para la construcción de vivienda, aunque dijo no tener una medición exacta de cuanta superficie ha sido utilizada para ese fin, conoce cientos de casos que dejaron de producir.

 

Manifestó que se trata de una situación en las comunidades, donde las familias empiezan a crecer numéricamente, esto obliga a los jefes de familia a fraccionar su propiedad donde por años han sembrado su maíz; pero ante el aumento del número de integrantes del núcleo familiar se ven obligados a repartir las tierras entre los hijos, quienes al formar su propio hogar construyen sus casas y dejan la actividad agrícola.

 

Recordó que cada ciclo agrícola en Tlaxcala se siembran entre 230 y 235 mil hectáreas, sin embargo cada año existe cierto porcentaje de tierras que cambian su uso; en este caso para construir vivienda.

 

“Si ha bajado, la tierra le han dado últimamente un uso habitacional, muchas tierras que son de excelente calidad las agarran para las casas; haga de cuenta que tienen su parcela bonita, pero crece la familia, ya no caben y la van parcelando, van haciendo la casita para el hijo, para el nieto, para la sobrina; si tenían una hectárea finalmente se quedan con media”.

 

Isabel Juárez agregó que otra situación que provoca la disminución de la superficie, es la venta de sus tierras para las empresas que se asientan en algunas zonas de la entidad, principalmente en las zonas de Cuapiaxtla, Huamantla y Tlaxco entre otras, ya que son regiones donde el sector empresarial ha tenido un fuerte impulso, y los pequeños propietarios rebasados por esa capacidad financiera y por la falta de recursos para continuar con el campo, aceptan las ofertas mal barateando sus propiedades.

 

“Por ejemplo allá en Cuapiaxtla, el asunto de las empresas que siguen intentando comprar tierras a granel, entonces las empresas también están quitándole tierra de labor a la gente del campo”

 

Agregó que este fenómeno conforme transcurra el tiempo ira también aumentando el número de casos; aún que aclaró que en el caso de los ejidos, son extensiones más grandes que normalmente les interesan a los grandes empresarios para construir vías de comunicación y complejos empresariales de mayor escala.