El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Aarón Pérez Carro, afirmó que no habrá impunidad en los casos del accidente ocurrido en Ixtacuixtla y en el de la niñera acusada de golpear a dos menores.

 

A pesar de que los dos presuntos responsables de estos incidentes se encuentran ilocalizables, el funcionario prefirió no dar información al respecto, con el fin de no entorpecer las investigaciones.

 

Y es que en el caso del conductor  de la unidad, que protagonizó un accidente vial y que dejó como saldo 7 decesos en la entidad, al parecer se encuentra prófugo, y no perdió la vida como se informó en un principio, pues el Secretario de Gobierno, Tito Cervantes,  en  una televisora con presencia nacional, reveló que el chofer estaba vivo y prófugo de la ley.  

 

"Se están generando todas las diligencias que resulten necesarias, hemos dado instrucciones muy concretas al personal ministerial para que se le dé celeridad y evitemos desde cualquier punto de vista cualquiera tema de revictimización, prefiero no hacer un pronunciamiento que pudiera afectar el curso de la investigación, pero se está haciendo lo necesario", sostuvo.

 

Aseguró que la dependencia a su cargo hace lo posible para dar resultados favorables a las víctimas y a la sociedad en general.

 

Respecto al caso de la niñera, Pérez Carro,  indicó que la PGJE se coordina con el Sistema Estatal de Desarrollo Integrado de la Familia con el fin de dar atención a los menores y su familia.