El Dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos en Tlaxcala (CROC), Justino Hernández Xolocotzi,   informó que 6 mil 400 trabajadores  de 35 empresas afiliadas han regresado a sus centros de trabajo en la entidad, principalmente del sector automotriz, autopartes, maquila y alimentos, no obstante argumentó que a nivel nacional se han perdidos  700 mil espacios laborales por la pandemia.

 

Argumentó que este panorama es preocupante,  porque el pensar en el cierre de empresas es algo muy  difícil de resarcir, de ahí que es necesario que las cosas regresen a la normalidad,  pero es cuestión de que las condiciones  cambien  y se permita la operatividad de la gran mayoría del sector empresarial.

 

En este contexto  apuntó que en este año se tenía la proyección  de generar  un millón 200 mil empleos a nivel nacional, pero   las estimaciones fallaron pues nadie se esperaba esta emergencia sanitaria, y un ejemplo muy cercano son los 55 empleados del hotel posada San Francisco, que en definitiva se quedaron sin trabajo y su situación aun no se resuelve.

 

En este orden ideas manifestó que existe otro sector de mil 600 trabajadores  afiliados a esta agrupación sindical, que no han regresado a sus centros de trabajo, porque  tienen enfermedades crónico degenerativas,  por lo que es posible que retornen ya que su vida esta peligro, situación que ha generado el descontento de los patrones, pero tienen que respetar las instrucciones del Gobierno Federal,  de no exponer a estas personas ante la letalidad del nuevo virus.

 

Justino Hernández, agregó que lo esencial para las empresas es aguantar y seguir con las medidas de seguridad, con los protocolos de prevención,  porque el Gobierno esta cumpliendo con su parte de alertar y recomendar sobre el cuidado de la salud, por lo que corresponde a todos seguir  las instrucciones.