Tras presentar un balance  del comportamiento del COVID-19 en Tlaxcala, el Secretario de Salud, Rene Lima Morales,   informó que Tlaxcala se ubica en su etapa más crítica de  contagios y casos  positivos del nuevo virus, al grado que al momento se cuantifican 626 casos positivos, 117 decesos, 294 activos y 215 personas  recuperadas.

 

En conferencia de prensa el funcionario estatal  explicó que,  quienes han superado la enfermedad podrían tener cierta inmunidad, pero se desconoce hasta dónde podría  ser esta condición  o si podrían recaer; en contra parte para el caso de los menores se detectó que estos pueden ser asintomáticos, incluso no presentan síntomas mayores, pero son un foco potencial de contagio para toda la familia.

 

Resaltó que Tlaxcala se encuentra dentro de las 11 entidades  que más pruebas aplica para detectar el contagio, y se busca que así se mantenga a nivel nacional, lo cual es muy bueno  porque  así se  cortan las cadenas de contagio entre las personas.

 

Precisó que en estos momentos en  Tlaxcala se tienen a 18 pacientes intubados; creció 25 por ciento la adquisición de ventiladores, para ampliar la capacidad de atención de los pacientes..

 

Rene Lima reconoció  que la entidad se encuentra en una semana crítica de mayor contagio, pero una vez que  pasen estos días,  se entrará en una etapa de descenso, lo cual se dará siempre y cuando la ciudadanía  acate los protocolos de prevención, de lo contrario el estado se podría “colapsar” si empiezan a salir  y a relajar los medidas de contención.

 

Agregó que en el estado aún no se tiene una saturación de sus hospitales,  por lo que se cuenta con la capacidad suficiente  para atender a los casos positivos en los nosocomios de Nativitas y San Pablo de Monte,   de ahí  que Tlaxcala  se mantiene en esa línea anticipada de acciones para brindar un servicio  oportuno.