Este miércoles el Secretario de Educación Publicas, Florentino Domínguez Ordoñez, confirmó la información que el Gobernador del Estado, Marco Mena, adelantó en las redes sociales en el sentido de que en   Tlaxcala no existen las condiciones para regresar a clases presenciales en escuelas públicas y privadas de todos los niveles educativos.

 

Por lo que las clases se mantendrán en línea hasta el próximo nueve de julio, de tal manera que nadie regresara a las aulas este uno de junio, por lo que la SEPE ha diseñado toda una estrategia para que el ciclo escolar concluya y se entreguen los certificados correspondientes.

 

Con esto garantizo que todos los estudiantes serán promovidos y tampoco perderá el año; las calificaciones de los alumnos se tomarán del promedio de los meses de agosto a marzo y de la valoración de los portafolios de experiencias por parte de los maestros.

 

Detalló que la entrega de boletas y certificados para educación básica no se realizará través de la plataforma de la (SEPE), de tal manera que los padres de familia y alumnos podrán acceder a esta página para descargar los documentos, aunque habrá candados para evitar que cualquier persona pueda observar esa información.

 

Aclaró   que para aquellos que no cuenten con acceso a internet y demás herramientas para descargarlo, no tendrán problema, pues visualizarán algún mecanismo para que lo puedan hacer con ayuda de los docentes o directivos.

Florentino Domínguez, asentó que ninguna institución, de cualquier nivel educativo tanto públicas como privadas, realizará la clausura de cursos, de la misma forma adelantó que no habrá exámenes de admisión a secundaria, por lo que para el ingreso tomarán en consideración las preinscripciones, las cuales ya poseen las escuelas.

 

Domínguez Ordóñez, añadió   que regreso a clases presenciales el próximo ciclo escolar, se tendrán dos filtros sanitarios, el primero de ellos será en donde los padres se encargarán de revisar a los pequeños; el segundo será en la escuela, donde existirá un protocolo de seguridad, por lo que las organizaciones de padres de familia se convertirán en comités de salud.