En rueda de prensa la tarde de este miércoles el titular de la Secretaria de Salud del Estado, René Lima Morales, informó que se han presentado hasta el momento, una cantidad total de 626 casos y 117 defunciones a causa de COVID19.

Señaló que al respecto de las defunciones en el estado, todas presentan un registro diagnóstico por COVID, por contraparte el registro que se tiene de casos de neumonías atípicas es bajo, representando solamente un 6 por ciento.

“Tenemos 294 casos activos del total de los 626, pero presentamos un número importante de casos recuperados, cerca de 215 personas”.

También apuntó que existe un grupo etario muy amplio, pues incluso se han presentado casos confirmados de niños menores de un año diagnosticados con COVID-19, donde el funcionario acentuó que, estos grupos que se pueden clasificar en edades de 1 a 4, de 5 a 9 y de 10 a 14 años, estadísticamente no han presentado síntomas.

“Es muy notorio que los menores de edad, entre más jóvenes son, menos sintomatología presentan, estos casos han sido resultados de la búsqueda activa y han presentado síntomas muy menores, ni siquiera cercanos al dolor de cabeza, teniendo como conclusión que este grupo puede tener una cualidad; pueden ser asintomáticos, sin embargo, pueden contagiar a los demás grupos, incluidos los de riesgo”.

Derivado de esta información se valida determinar la toma de medidas, como la suspensión de clases una semana antes, garantizando que, a pesar de la percepción de movilidad, se logró que la cadena de contagio sea más lenta y un poco más dispersa.

A pesar que la incidencia de contagios en la entidad es alta, Tlaxcala se encuentra en el lugar número diez a nivel nacional como uno de los estados, que más pruebas toma, generando validez, no solamente estadística, afirmando que los casos de neumonía atípica tengan un registro real y no subestimado, atendiendo a las defunciones de una manera adecuada.

“La finalidad es tener un manejo adecuado de las defunciones, y que en los hospitales en este momento solo haya 18 personas intubadas, y no tengamos una sobresaturación de los servicios de salud”.

Lima Morales, reconoció que Tlaxcala ocupa un lugar importante en obesidad infantil, por lo que es de relevancia seguir tomando las medidas de distanciamiento social, puesto que la tendencia en la comorbilidad de pacientes, siguen siendo; diabetes mellitus e hipertensión, donde se busca una mejoría clínica, para evitar en la medida de lo posible el uso de ventiladores clínicos.

“En este momento podemos decir que la capacidad de ventiladores la hemos podido crecer en un 25 por ciento más, se ha podido crecer y tenemos la posibilidad de una buena atención, debemos mandar un mensaje claro: tienen que quedarse en casa”.

Subrayó que la semana próxima, se espera tener un descenso de casos o un aplanamiento de la curva epidemiológica, siempre y cuando se sigan respetando las medidas, con la finalidad de evitar brotes, donde por cada caso positivo, se pueda presentar un contagio en un entorno más amplio de los contactos, por lo que se hizo hincapié en el rastreo que las cifras sean lo más certeras posibles, logrando con esto, que el manejo de los cadáveres sea estrictamente profesional, tomándolo como un problema de seguridad.

“Necesitamos que la población nos apoye, teniendo todavía medidas de sana distancia, mantenerse en casa, mantener higiene y acudir a los centros de salud al presentar cualquier síntoma”.