En conferencia de prensa el coordinador de la Cadena de Proveedores de la Industria en México (CAPICM), René Mendoza Acosta anunció el Segundo Foro de Proveeduría Regional Zona del Corredor Industrial Zona Centro, en el que esperan una participación de 400 empresas y requerimientos de vinculación de negocios de más de 100 millones de dólares durante los dos días que se desarrollará el evento en Tlaxcala, el 26 y 27 de noviembre en el Centro de Convenciones de Tlaxcala.

 

Consideró que la proveeduría industrial de Tlaxcala y la región, enfrenta deficiencias  también llamadas áreas de oportunidad,  en materia de acceso a financiamiento y certificaciones de calidad, para poder responder a los requerimientos de sus clientes en las diferentes ramas de manufactura.

 

Por ello manifestó que el objetivo es aprovechar el panorama económico con la firma del nuevo tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual generará, confió, generará grandes oportunidades para las empresas proveedoras nacionales, incluidas las de Tlaxcala, pues el contenido regional se incrementará hasta en un 75 por ciento, lo cual obliga a las compañías a comprar insumos dentro de los tres países  que lo integran.

 

Añadió que a través de diversos talleres y la vinculación con los representantes de la Banca de Desarrollo se buscará solucionar problemas internos que tienen que ver con el  financiamiento y certificaciones de calidad de los productos  y hacia afuera,  vincular a las empresas proveedoras con las compradoras.

 

Recordó que en 2018 participaron 32 empresas compradoras y 119 proveedoras, se realizaron 400 requerimientos de compra, se contactaron 424 citas efectivas de negocio  y se logró la vinculación concreta de más de 45.6 millones de dólares en oportunidades de negocio.

 

 

Indicó que a la fecha están registradas 17 empresas compradoras y 78 proveedoras y podrán participar aquellas industrias del sector automotriz, metalmecánico, aeroespacial, indirectos, electrónica y electrodomésticos. Además en este foro las empresas proveedoras podrán solicitar una cita con las posibles compradoras, con lo cual se podrán ahorrar hasta seis meses de trabajo.