La Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX), sostuvo que la inseguridad que se vive en Tlaxcala “ya no es atípica”, principalmente por el índice de robos a transporte de carga,  los homicidios dolosos y cinco de cada 10 empresas sufren algún tipo de atraco.

 

Durante la presentación de los últimos resultados de la plataforma que mide 10 indicadores de interés empresarial a nivel nacional y por Estados, a cargo de la COPARMEX, el Presidente del Centro Empresarial de Tlaxcala (CET), José Noé Altamirano Islas, reveló con base en datos oficiales y encuestas propias,  la impunidad en la entidad alcanza el 87 por ciento, debido a que es el mismo porcentaje de “cifra negra” de delitos que no se denuncian por diversos factores, entre ellos la desconfianza en la autoridad.

 

Agregó que  la posición del sector patronal es que se implementen políticas públicas de investigación para desarticular a las bandas criminales y,  otro reto, es combatir frontalmente la corrupción en todas las esferas de la administración pública en los tres niveles de gobierno.

 

Agregó que ante la Fiscalía General de la República (FGR), se han abierto más de 260 carpetas de investigación por robo a transportistas en Tlaxcala, pero solo hay 13 personas detenidas. Además, de los 611 kilómetros de carreteras federales que cruzan el Estado, 180 son las más vulnerables particularmente en los tramos de Calpulalpan y Tequexquitla.

 

Entre otros datos, manifestó que uno de cada 10 empresarios aprueba el desempeño del Gobierno del Estado – tramitología, inseguridad, infraestructura, incentivos –;  cinco de cada 10 tiene confianza en invertir en el territorio tlaxcalteca, no obstante que el gasto regulatorio de cada empresa alcanza anualmente los 130 mil 515 pesos, es decir, lo que paga una compañía por los trámites ante alguna autoridad.

 

En cuanto a empleo formal, solo el 27.2 por ciento de los más de 500 mil tlaxcaltecas activos laboralmente cuenta con una fuente con seguridad social, y de ese porcentaje, menos de la mitad tiene una percepción salarial por encima de la línea de bienestar que al mes de julio era de mínimo nueve mil 768 pesos mensuales, en el caso de los profesionistas.

 

Adelantó que en este mes de septiembre se dará a conocer un reporte de las pérdidas económicas de los empresarios por el robo a transportistas, tanto por el costo de la carga como por la contratación de seguridad privada.