Directivos y maestros del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Tlaxcala plantel 22 ubicado en el Rosario Tlaxco, pidieron la intervención del nuevo Secretario de Educación Pública, Florentino Domínguez Ordoñez, que intervenga  para solucionar el conflicto laboral y académico que existe en esta institución educativa, pues su situación laboral esta en riesgo así como la preparación de los jóvenes.

 

El directo de la escuela Raúl Ortiz, manifestó que el problema reside en el cambio de la sede  del platel que fue trasladado a la cabecera  municipal a otro edificio que ni siquiera cumple con las condiciones de infraestructura para funcionar como una escuela, pero esto se dio sin los debidos procesos  legales que implica el traslado de clave a otro lugar.

 

Mencionó que ahora algunos   maestros de base que se han resistido a esta situación por presiones del Sindicato,  se les esta desconociendo sus derechos  laborales  y a pesar de ello se mantienen firmes dando clases en  el edificio que vio nacer esta escuela creada para los hijos de campesinos, obreros y  madres solteras, pero que ahora el sindicato pretende controlar para doblegar al colegio a sus intereses de gremio.

 

Agregó que actualmente los alumnos que no se fueron al otro edificio en la cabecera municipal están resintiendo esta situación, pues no han podido acceder las becas del Gobierno Federal y Estatal,  y quienes han pasado a la Universidad, corren el riesgo de ser dados de baja pues  no les han entregado su certificado de estudios que deben presentar  ante esas escuelas

 

El director agregó que ha faltado voluntad de las Autoridades Educativas para poner fin a esta situación, pues un sindicato no puede estar por encima de  la ley y condicionar la educación de los jóvenes que son los más afectados a futuro.

 

Por su parte  una de las maestras  de base, que ha sido despedida sin aparente justificación manifestó desde el mes de septiembre del año pasado, manifestó que hasta la fecha no le han podido  notificar legalmente la razón de su baja,  y le han suspendido su pago desde la primera quincena del septiembre de 2018,  por tanto se pronunció porque el Secretario de Educación Pública intervenga cuanto antes.

 

Aseguraron que un promedio de 70  jóvenes se encuentran en este dilema y  un promedio de 3 docentes de base, les han violentado sus garantías laborales a través de supuestas arbitrariedades que se han gestado en la Dirección General de este subsistema educativo en contubernio con el Sindicato de los CECyTES.