El Secretario de Gobierno, Aarón Pérez Carro,  reconoció que en Tlaxcala  existe una defensa social  del delito, que ha dado como resultado  la agresión   frontal hacia los elementos de la Guardia Nacional, lo que se traduce en un hecho lamentable   para  la entidad  por lo que es necesario  replantear  las estrategias de  combate a la delincuencia.  

 

El responsable de la política interna, manifestó  que es  un hecho que compete exclusivamente a  las autoridades federales atender, sin embargo a  lo que compete a la autoridad estatal se ha brindado  toda la coordinación a los elementos de la  Guardia Nacional, por lo que no se va a permitir que  estos hechos vulneren  la tranquilidad de los tlaxcaltecas.

 

Cuestionado en concreto sobre la operatividad de estas bandas que mostraron  superioridad ante  los efectivos federales; señaló que  se tiene conocimiento sobre la operación de estos maleantes dedicados al  robo del tren,  que encuentran cobijo    en la protección social del delito, por lo que existen grupos  significativos  que apoyan a estas personas que cometen esos ilícitos.

 

“Los invitamos para que  esto ya no ocurra, en el caso de las investigaciones estamos colaborando con las autoridades federales, pero son ellos los que tienen la rectoría; desde luego el tema de la  inseguridad es una realidad , es  un problema que no se resolverá de un día para otro, sin embargo como autoridades estatales tenemos la obligación y nos hemos dado a la tarea  de coordinarnos con las autoridades estatales y federales, si esta contenido, sin embargo también el problema es que no podemos  establecer eventualidades de esa naturaleza de grupos que actúan de manera ilegal”.

 

De igual forma se le preguntó  sobre  los recursos que el Gobierno del Estado aporta para la operatividad de los 400 elementos de la  Guardia  Nacional, dijo desconocer  cuánto le cuesta al estado el arribo de esos efectivos que se vieron superados por los delincuentes; en este sentido  manifestó que se están generando todos los insumos que sean necesarios para su operatividad.

 

Finalmente  volvió a señalar  que son hechos aislados que no se volverán  a repetir,  a pesar  de que  los actos delictivos no están sujetos al control de la autoridad, por lo que a la brevedad se tendrán que entregar resultados a la ciudadanía porque ellos lo demandan.