El Director del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino, Luis Mariano Andalco López, adelantó que para la próxima edición de la Tradicional Huamantlada (17 de agosto), se solicitará la presencia de la Guardia Nacional, para que se sume  a la acciones de vigilancia durante el encierro  y los  días previos  de feria, ya que la cantidad de visitantes supera las 200 mil  personas que acuden a disfrutar del tradicional encierro.

 

HUAMA2.JPG - 50.83 kBEl funcionario estatal  manifestó  que dependerá de las autoridades en la materia, quienes definan la intervención de estos elementos así como la estrategia  del operativo, donde  establecerán las acciones a emprender y qué delitos darán seguimiento.

 

Argumentó que el año pasado solicitaron la intervención de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), quienes se mantuvieron   activos durante los días feriados con resultados  por demás  positivos, por tanto  en esta ocasión se buscará que la Guardia Nacional se sume a las acciones de vigilancia.

 

En este contexto adelantó que las reuniones para la organización del evento avanzan de manera positiva  en materia de protección civil, al grado que se tuvieron pláticas con 24  familias  cuyas viviendas por la antigüedad y la humedad son un peligro si permiten que las personas  utilicen  las azoteas para presenciar la Huamantlada.

 

Detalló que se tenía un padrón de 80 viviendas, que se encontraban en ese rango de  peligro pero los propietarios realizaron un esfuerzo para arreglar sus propiedades, de tal manera que sólo faltan 24 casas antiguas por atender en ese sentido.

 

Andalco López, también indicó que en esta ocasión se soltarán 17 astados, a partir de las 11:00 horas y el encierro de los mismos iniciará  a las 12:00 horas;  con la intensión de que los paseantes permanezcan en la ciudad,  se tiene pensado realizar un concierto en el zócalo al terminó del espectáculo.

 

El funcionario explicó que se mantendrán y se reforzarán los nuevos lineamientos  para la organización de esta fiesta taurina,  que representa un atractivo turístico para Tlaxcala, ya que tan solo en ese día se estima una derrama económica superior a los 40 millones de pesos, por lo que en esta ocasión se pretende  que la cifra sea superior.