Se  venció el plazo para que el titular del Poder Ejecutivo, respondiera a la demanda de amparo que  interpuso El sindicato del Colegio Estudios Científicos y Tecnológicos de Tlaxcala (CEyTE), para  que nombrara al nuevo  Director General de este Subsistema Educativo,  de tal manera  que se mantiene acéfala esta dirección.

 

Al respecto el Dirigente Sindical, Zenón Ramos, manifestó que han transcurrido los quince días naturales  que le otorga la ley,  en este caso al Gobernador, para haber  respondido  y  nombrara al nuevo funcionario pero  no lo hizo.

 

En este contexto reconoció  que en el sentido práctico  los CECyTES  siguen “trabajando”,  pero sin una Dirección General, lo cual afecta  cualquier  trámite administrativo, laboral  y académico,  por tanto no se puede  decir que el subsistema recibe el  acompañamiento de la Unidad de Servicios Educativos de Tlaxcala (USET), lo cual no se ha visto en lo que atañe a las cuestiones laborales de los académicos.

 

“Si nos vamos a la cuestión académica, hay programas que estan parados, por ejemplo uno de ellos es la certificación  de los alumnos, la emisión de títulos, nos vamos a la parte laboral, tenemos  una emplazamiento a huelga pardo,  si pedimos que se tomen cartas en el asunto; si es de que normativamente  el Secretario de Educación Pública va a llevar a cabo esa situación, entonces la que la Junta Directiva lo nombre  como Director Encargado, para que podamos dirigirnos con él”  

 

Zenón Ramos,  dijo desconocer el trasfondo que exista para que no se pueda nombrar al nuevo Director General, pues que la “búsqueda del mejor” prospecto  no es nada creíble para nadie,  luego de las relevaciones del empresario, José Luis Vargas, quien ocupara ese cargo y denunciara un número  importante de irregularidades financieras y administrativas.  

 

 Finalmente  el líder Sindical sostuvo  que el gremio no tiene  ninguna interés en que  alguien en específico llegue a la Dirección General,  lo que sí es primordial es que se haga  el nombramiento  cuanto antes y se resuelvan todos los pendientes.