Directivos de la Clínica Diamante en Tlaxcala  especializada en tratamientos de adicciones, aclaró que se trató de una confusión el supuesto levantón de una mujer en la comunidad de Ocotlán,  lo cual fue esclarecido en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

 

En rueda de prensa aseguraron que la mujer, de 18 años de edad, no escapó de la clínica, que está ubicada en el municipio de Xaltocan, sino que había cumplido con su internamiento de 40 días, y pudo salir  pero debió regresar para continuar con su tratamiento pero no lo hizo.

 

Ante esto  señalaron que la familia  solicitó a la clínica regresarla,  pero por casualidad  personal de la clínica la detectó en la comunidad de Ocotlán, y  la interceptaron para regresarla a su internamiento y  fue el momento de la confusión ya que la paciente puso resistencia.

 

Reconocieron que no aplicaron los protocolos  debidos  como el  tener la unidad rotulada, que el personal estuviera debidamente identificado, por tal razón fueron retenidos  48 horas en la Procuraduría  para aclarar  los  hechos.

 

Los directivos cayeron en contradicciones pues el representante legal de la clínica,   José Juan Barragán Rodríguez sostuvo que la joven  escapo  y abandonó su tratamiento, por ello se dio a su búsqueda  y al encontrarla fue “sometida” al negarse a subir a la unidad para sus traslado.

 

Manifestaron que  de esta experiencia aprendieron, ya que no habían presenciado una situación similar en los tres años que tienen en la entidad operando  como clínica,  por tal razón   se comprometieron a reparar esas cuestiones  que originaron la confusión y que motivo que algunas personas pensaran que se trató de un “levantón.”

 

Añadieron que las cosas quedaron aclaradas en la procuraduría, pues la joven  reconoció que no identificó al personal de la clínica, por ello  empezó a gritar y a pedir ayuda,  pero pasada la confusión  declaró que todo se había tratado de una confusión.

 

Aseguraron que no existen malos tratos hacia los pacientes, ya que cuentan con el personal especializado, por lo que buscan que la rehabilitación esté garantizada, y no se presenten recaídas, que es el objetivo.

 

En la rueda de prensa estuvieron Fernando Sánchez, director terapéutico de la clínica; Ismael González, presidente y director general; María del Socorro Sánchez, directora; Alejandra Padilla, coordinadora de psicología y José Juan Barragán Rodríguez, representante legal, que forman parte de una plantilla laboral de 22 personas en la clínica.