La Directora de Relaciones Laborales de la Unidad de Servicios  Educativos de Tlaxcala (USET), Claudia Xochihua Rodríguez, quien fue señalada de  presuntamente  provocar el rezago en el pago del bono de productividad de más de mil 700 maestros  en el estado de Tlaxcala,  sostuvo que aún están pendientes 88 maestros homologados, que no pudieron realizar este cobro por diversas razones.

 

La funcionaria estatal argumentó que  los cheques  se encuentran  disponibles para que los puedan recoger en el momento que así lo decidan,  que comprende un recurso por el concepto de 52 días de bono de productividad.

 

Cuestionada por la inconformidad de los docentes  ante el cobro del Impuesto Sobre la Renta (ISR), que se aplicó a este pago por primera vez y que representó un descuento importante, argumentó que se realizó  de acuerdo a las disposiciones legales, y a los cálculos por cada trabajador.

 

 La funcionaria divagante en sus explicaciones, ratificó que el Gobierno del Estado tuvo que erogar 47 millones de pesos para cumplir con este concepto (bono), lo cual consideró que es un esfuerzo de la administración estatal.

 

Claudia Xochihua,  reconoció que este presupuesto se encuentra minutado por lo que  se tomarán las previsiones para que no se repita esta situación en cuanto a retrasos en el pago, por tanto se harán las proyecciones debidas ante la Secretaría de Finanzas en este año y no se repita este problema con los maestros.