El Coordinador General de Ecología (CGE), Efrén Flores Hernández, informó  que las denuncias que llegan a esta dependencia  por  tala clandestina, en su mayoría son  contra  pobladores del estado de Puebla, específicamente de la comunidad de San Miguel Canoa, quienes aprovechan la colindancia  para cruzar a la comunidad de San Isidro Buen Suceso, San Pablo del Monte.

 

Manifestó que esta dependencia trabaja de manera coordinada en el tema del saqueo del bosque, por lo que las denuncias de talamontes que llegan a este dependencia  son atendidas, por lo que son canalizadas a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), que es la instancia  que le corresponde investigar y sancionar alguna responsabilidad. 

 

El funcionario  estatal  explicó  que la Coordinación General de Ecología (CGE),   cuando se registra  una situación de esta índole la  dependencia interviene después de que la Procuraduría          Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), realiza las valoraciones de los daños, por tanto  la Coordinación  no interviene  antes  para no entorpecer las investigaciones, y cuando terminan estos trabajos ya corresponde a la dependencia, a fin de determinar el polígono, y saber las afectaciones.

 

Flores Hernández, dijo, desconocer las zonas afectadas, así como los cifras de los daños, pero es necesario trabajar de manera coordinada, pues la intensión es combatir este problema, pero se  requiere de este tipo de acciones de dinámicas conjuntas para frenar el  saqueo.

 

Finalmente  reconoció que por mucho tiempo la Malinche ha sido afectada por estas prácticas ilegales que dañan la zona boscosa, pero estos talamontes que en su mayoría son del estado de Puebla  bajan por el lado del estado de Tlaxcala, pero en cuento son detectados  son reportados a  la (PROFEPA),  para que intervenga se sancione  o se detenga a los responsables.