Bajo el argumento de querer empañar su imagen y evitar que ocupe la Presidencia Municipal de Xaltocan, el Primer Regidor Ignacio Vázquez Franquiz, frente al Congreso del Estado acompañado del resto de sus homólogos, evidenció una serie de presuntas irregularidades cometidas por al actual alcalde Eugenio Anacleto Sánchez Amador, y sus familiares.


En este contexto dio lectura a un comunicado en el que sostuvo que el presidente municipal no se ha presentado a trabajar desde hace diez días debido a un problema de salud, por lo que sin ninguna notificación o procedimiento legal delegó sus funciones a su hija, Juana Sánchez y a su pareja sentimental, quienes han dispuesto de manera ilegal de los recursos del Ayuntamiento además de usurpar funciones.

Manifestó que de acuerdo a la ley municipal en su Capítulo IV artículo 24, ante la ausencia del Presidente Municipal será el primer regidor quien asuma el cargo, por lo que de manera directa recae en el primer regidor la responsabilidad de los asuntos municipales, explicó.

Agregó que a esto se suma la mala proyección de las obras, que sin contar con la suficiencia presupuestal ejecutó algunas acciones; ahora diversos contratistas se encuentran molestos con la intención de iniciar una demanda por la falta de pago.

También manifestó que el director de seguridad y protección civil, Erick Morales Flores, no cumple con el perfil para ocupar el cargo, además de no haber realizado sus exámenes de control confianza, a lo que se anexan, las quejas de la ciudadanía por presuntos actos de extorción; por tanto se pidió al edil su destitución pero no lo hizo por el presunto vínculo sentimental que tiene con su hija, Juana Sánchez.

Por estos hechos manifestó que los regidores han decido terminar con esta situación, y someter a la decisión del H. Ayuntamiento de Xaltocan la destitución de quienes creen que pueden hacer de la administración un botín económico; por ello se solicitó al edil que convoque a una sesión extraordinaria de Cabildo para determinar esas salidas.

Ignacio Vázquez, apuntó que han sido muchas las maniobras para impedir que ocupe la alcaldía como presidente municipal, al grado que fue acusado falsamente de haber asaltado a un cuentahabiente, motivo por el que fue detenido junto con su hermano por ese echo y posteriormente puesto en libertad tras pagar una fianza de 20 mil pesos, situación que será aclarada a la brevedad pues se trató de una burda mentira para supuestamente desprestigiarlo, finalizó.