Bajo estrictas medidas de higiene y protocolos para el ingreso y salida de sus clientes

 

Los 29 gimnasios agrupados en asociación civil de reciente creación con motivo de la pandemia, podrán reabrir sus puertas a partir de este lunes 29 de junio, pero bajo estrictas medidas de higiene y protocolos para el ingreso y salida de sus clientes.

 

Así lo acordaron al sostener una reunión en la Sala de Cabildo con el Presidente Municipal de Apizaco, Julio César Hernández Mejía.

 

En el encuentro, los dueños de los diferentes gimnasios ubicados en la ciudad rielera se comprometieron a contar con termómetros digitales para medir la temperatura de sus clientes al ingresar, tapetes sanitizantes, que todo el personal use cubrebocas durante la jornada laboral y que sus actividades sean a puerta cerrada, o bien, con horarios por cita.

 

A esas medidas se agrega distribuir a sus clientes en los diferentes días de la semana para que acudan de manera alterna y que quienes se encuentren en el interior de los gimnasios no rebasen las 10 personas, aunado a limpiar los diferentes aparatos cada hora, dado el uso entre un cliente a otro.

 

La asociación de reciente creación incluye a salones de baile, gimnasios con servicio de box, spinning, entrenamiento funcional, artes marciales, entre otros, los cuales recibirán un apoyo para su licencia de funcionamiento por los tres meses que mantuvieron cerrados sus establecimientos, así como en sus demás obligaciones con el Gobierno de Apizaco.

 

“Muchos negocios lamentablemente resultaron afectados con la pandemia y es necesario reactivar la economía, pero lo haremos de forma ordenada para protegernos y ayudarnos entre todos… los gimnasios deberán abrir con estrictas medidas de higiene y solo serán apoyados quienes estén al corriente en el pago de predial y agua potable”, manifestó el alcalde.

 

Hernández Mejía advirtió a los dueños de gimnasios de Apizaco que habrá verificaciones constantes para constatar que se cumplen los acuerdos establecidos, de lo contrario habrá sanciones, además sugirió que soluciones a base de agua y cloro estén al alcance de los clientes para que ellos mismos hagan la “sanitización” cada que ocupen los aparatos para hacer sus rutinas de ejercicio y así corroboren que hay medidas higiénicas para su uso.