El inicio de paros técnicos y el adelanto de vacaciones a los trabajadores son las dos principales alternativas que han encontrado los sindicatos y las empresas para enfrentar la caída en las ventas y la falta de insumos en los procesos productivos en las industrias de Tlaxcala, ello por la emergencia sanitaria del Covid–19 a nivel mundial.

 

Inician empresas paros técnicos y adelantan vacaciones a trabajadores: SDU y CTMSin embargo, existe la posibilidad de que el gobierno federal declare contingencia nacional por el Covid–19, lo cual abriría la posibilidad a las empresas de apegarse al artículo 429, fracción VII, de la Ley Federal del Trabajo (LFT) que establece el pago de un salario mínimo durante 30 días a los trabajadores.

 

Sobre la situación laboral en el sector obrero de Tlaxcala, el secretario general del Sindicato Diálogo y Unidad (SDU), Eduardo Vázquez Martínez informó que en las industrias de autopartes ya se acordaron paros técnicos de dos o tres semanas con el pago del 65 al 80 por ciento del salario a los trabajadores.

 

En el caso de las maquiladoras, dijo que trabajan de manera normal como es el caso de las firmas Galia Textil y Acabados Galia que fabrican gasas que se utilizan en las clínicas y hospitales.

 

“En ningún caso el SDU pudo convencer a las empresas de que los trabajadores se fueran al 100 por ciento en los paros técnicos, pero logramos acuerdos interesantes de 65 a 80 por ciento en este periodo que todavía no es de contingencia”, asentó.

 

Por su lado, el asesor jurídico de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en la entidad, Víctor López Hernández dijo que esta central obrera también ha recurrido a los paros técnicos desde la semana pasada y en algunos casos se otorgan 15 días de vacaciones a los agremiados que aún tenían días pendientes de esta prestación.

 

“Hay empresas que esta semana y la otra estarán paradas porque se otorgó adelanto de vacaciones en lo que vemos cómo se desarrolla esto, pues el gobierno federal dice que el 20 de abril se regresa a la normalidad, pero no, para nosotros no es así, al contrario, es cuando más va a estar  en su punto crítico la situación del Covid–19 y en los centros de trabajo esta semana es crucial porque vamos a estar tomando distintos acuerdos”.

 

López Hernández agregó que en algunas empresas se acordó el paro técnico con el pago del 50 por ciento del salario de los trabajadores y hay empresas que están a la espera de que el gobierno federal declare la contingencia nacional.

 

“Por lo pronto, la CTM ha optado por acordar paros técnicos y dar vacaciones al personal, o combinar el paro técnico con las vacaciones… cada empresa es diferente, hay algunas en donde sí se pueden parar actividades como la textil, maquila y los servicios, pero en otras no se puede porque son de proceso continuo”.

 

Por ejemplo, citó, “en la industria petroquímica hay que cuidar los reactores, hay que estar al pie del cañón ahí; en el caso de la industria del vidrio no se puede apagar el horno y en la metalurgia hay que cuidar el proceso de la temperatura”.

 

Al iniciar esta semana, tres empresas ya pararon labores de las ramas textil y manufactura que afecta a cerca de 700 trabajadores.

 

“Esta semana es crucial para platicar con los directores de las empresas, pues están con la incertidumbre de si el gobierno declara contingencia o no para acogerse a ese supuesto de la LFT, pero si no vamos a tomar decisiones muy rápido que sería probablemente alternar vacaciones con paro técnico, o solo paro técnico y en otras esperar si se decreta la contingencia como tal”.

 

López Hernández indicó que en el sector obrero hay preocupación porque no prevé que en un mes pase la contingencia sanitaria y lo que “estamos viendo con las empresas es un esquema más amplio para no afectar tanto a los trabajadores, pues hay casos en los que se reduce hasta en 80 por ciento los ingresos y eso pone en una dificultad enorme la económica familiar”.