El número de aprendices que recibirán los centros laborales a través del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro en 2020, será limitada, informó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), esto con el objetivo de evitar la saturación de becarios como ocurrió el año pasado en algunos lugares, tal como ocurrió en el Congreso local que recibió a más de 100 personas o en distintos ayuntamientos.

 

La instancia federal, publicó el pasado diez de febrero, las reglas de operación del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro de 2020 en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y entre las principales modificaciones están que si un joven se inscribe a este esquema tiene un lapso de 90 días para poder vincularse y si no su registro queda suspendido.

 

En Tlaxcala, a la fecha hay 20 mil 629 jóvenes vinculados en 4 mil 687 centros de trabajo y la derrama económica de 2019 a la fecha es de 576 millones 972 mil pesos.

 

Dentro de las nuevas reglas, se advierte que si un trabajador quiere cambiar de centro de trabajo por cualquier circunstancia tiene 90 días para escoger uno nuevo y si no queda suspendida su beca, además todos los centros de trabajo tienen estipulado un límite en el número de aprendices asignados.

 

En lo que corresponde al apoyo económico que otorga la STPS mensualmente y de manera directa a la persona inscrita al programa que se encuentre vinculada a un centro de trabajo y lleva a cabo su capacitación según las actividades establecidas en el plan de capacitación es por el equivalente a 3 mil 748 pesos.

 

El programa tiene como finalidad brindar oportunidades de capacitación en el trabajo a jóvenes entre 18 y 29 años que no trabajan y no estudian al momento de solicitar su incorporación.

 

El número de aprendices que podrán recibir los centros de trabajo para desarrollar la capacitación queda regulado bajo los siguientes límites:

 

Las personas morales podrán recibir aprendices siempre y cuando el número solicitado por el centro de trabajo no exceda el número de trabajadores con los que cuente y que haya indicado en la plataforma digital al momento del registro. En el caso de ser empresas privadas, podrán recibir la cantidad máxima de 20 aprendices y las organizaciones de la sociedad civil (OSC) podrán recibir la cantidad máxima de cinco, todo ello sujeto a la aprobación previa del programa.

 

Las personas físicas podrán recibir la cantidad máxima de cinco aprendices, las instituciones públicas federales hasta 50, las instituciones públicas estatales un máximo de 20 y las instituciones públicas municipales un máximo de 10.

 

Dentro de las prohibiciones del programa están las siguientes actividades: trabajo doméstico, ventas multinivel o esquemas piramidales; vigilancia, veladores, personal de seguridad para resguardo de bienes o personas y traslado de valores; choferes personales, actividades de culto religioso, actividades de proselitismo político–electoral o dentro de un partido político, así como los que establezca adicionalmente el programa o aquellos prohibidos por leyes civiles, mercantiles, laborales o que constituyan un delito de acuerdo con los códigos penales o aquellos que se consideren con objeto ilícito.

 

La capacitación en el centro de trabajo está orientada a la adquisición o fortalecimiento de habilidades técnicas y hábitos de trabajo, de acuerdo con el plan de capacitación registrado, por un periodo máximo de 12 meses.

 

Los aprendices recibirán prestaciones en especie que otorga el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) durante el periodo que se encuentren vinculados a su capacitación en el programa, por la cobertura de los seguros en las ramas de enfermedades, maternidad y riesgos de trabajo.