El estado cuenta con cuatro rellenos en los municipios de Tetla de la Solidaridad, Nanacamilpa, Huamantla y Panotla, siendo este último el de mayor capacidad

 

Genera Tlaxcala 950 toneladas de basura a diarioUn relleno sanitario es el espacio donde se depositan los residuos sólidos de una ciudad después de haber recibido determinados tratamientos. En Tlaxcala, se generan un promedio de 950 toneladas diarias de basura la cual es recolectada y trasladada a alguno de los cuatro rellenos con los que cuenta la entidad en los municipios de Tetla de la Solidaridad, Nanacamilpa, Huamantla y Panotla, siendo este último el de mayor capacidad, así lo informó Francisco Lozano Olivares encargado del departamento de residuos sólidos de la Coordinación General de Ecología (CGE).

 

En este sentido, comentó que dichos rellenos sanitarios son los encargados de recibir los residuos sólidos urbanos de los 60 municipios de la entidad, siendo el “Tonsil” de Panotla el que recolecta mayor número de residuos al ser el lugar donde tiran basura en promedio 29 municipios y el resto en los otros tres.

 

Genera Tlaxcala 950 toneladas de basura a diario

 

Tratamiento, al 70 %

 

Los rellenos sanitarios se encuentran arriba del 70 por ciento de tratamiento que se les da a los mismos, “algunas personas comentan que son tiraderos a cielo abierto y no, al menos aquí en Tlaxcala no estamos en esa situación ya que se lleva a cabo un trabajo permanente de compactado y cubierta de los rellenos para impedir que se contamine el subsuelo de manera diaria”.

 

Explicó que un relleno sanitario es una técnica con el fin de darle a los residuos una disposición final, la cual tiene un proceso para lograr que estos desechos no se conviertan en un peligro para la salud pública, llevando a cabo la compactación de los residuos, gracias a lo cual ocupan la menor cantidad de espacio posible.

 

Lozano Olivares, refirió que el relleno sanitario más grande es el de Panotla, donde diariamente se compacta y cubre la basura para evitar haya una saturación ya que en promedio ese relleno recibe entre 80 y 90 camiones, además de hacer un trabajo permanente de reparación de caminos en cada relleno.

 

Los cuatro rellenos trabajan diariamente de las 8 a las 5 de la tarde de lunes a sábado, donde laboran cerca de diez personas en cada uno de ellos además de voluntarios que se encargan de separar la basura.

 

El encargado del departamento de residuos sólidos comentó que hasta el momento los dos rellenos sanitarios de Huamantla y Tetla que son los más pequeños presentan una gran concentración de residuos lo que podría acortar su periodo de vida, sin embargo, con las técnicas de compactado y tapado de los mismos se ampliaría esta situación.

 

“La CGE garantiza mantener en buenas condiciones estos centros que bajo el Programa de Rehabilitación tendrán más años de vida útil y además cumplir con la normatividad ambiental federal”, acotó.

 

Ante ello, declaró que de momento no se tiene contemplada la creación de un nuevo relleno sanitario ya que involucra diversas situaciones que llevan tiempo, desde ver las condiciones del terreno y los trabajos de rehabilitación del mismo.

 

Genera Tlaxcala 950 toneladas de basura a diario

 

El proceso

 

Por otra parte, explicó que una vez que llega el camión a alguno de los rellenos pasa por un registro y sube hasta la zona de tiro, vacían los residuos y las personas voluntarias comienzan con la separación de basura, para que posteriormente la maquinaria haga el acomodo y tapado de la misma.

 

Siendo el plástico el cuatro por ciento de todos los residuos que se recolectan, pues el funcionario refirió poco más de un año se han ido desarrollando pláticas a municipios y escuelas para que desde casa hagan la separación de basura, lo que ha ocasionado baje la cantidad de esos materiales a los rellenos, sobre todo PET y aluminio.

 

“Por parte de la coordinación de Ecología se trata de hacer lo mejor por mantener en buen estado los rellenos sanitarios, y que la separación se siga realizando desde casa para optimizar los espacios en los mismos”.

 

Cabe mencionar que el gobierno del estado a través de la Coordinación General de Ecología invirtió siete millones de pesos en los cuatro rellenos sanitarios, bajo el Programa Integral de Rehabilitación de estos espacios de disposición final de residuos sólidos urbanos.

 

Como parte de dichas acciones que se iniciaron el año 2018 con una inversión de cuatro millones de pesos con los que se logró avanzar en un 50 por ciento la rehabilitación de estos centros, que por sus características especiales deben estar en buenas condiciones para contribuir al cuidado del medio ambiente.

 

Mientras que en el 2019 se han aplicaron tres millones de pesos con la ejecución de colocación de respiraderos, reacomodo de drenes, construcción de lavaderos, cambio de mayas de cercado, colocación de geomembranas, limpieza y saneamiento en las periferias donde se ubican los rellenos.

 

Genera Tlaxcala 950 toneladas de basura a diario

 

Estudios previos a la colocación de un relleno sanitario

 

Para disponer de un espacio adecuado que albergue un relleno sanitario, las autoridades deben realizar diversos estudios, análisis y respeto de Normas Oficiales Mexicanas (NOM).

 

Uno de los primeros trabajos es el estudio hidrogeológico, con el que se colectan evidencias y uso de aguas subterráneas; Identificación del tipo de acuífero; Análisis del sistema de flujo.

 

Los estudios hidrogeológicos determinan la existencia de las aguas subterráneas en lo relacionado con su origen y formación, su circulación, sus condicionamientos geológicos (formas del yacimiento, difusión, régimen y reservas), su interacción con los suelos, rocas y humedales; su estado (líquido, sólido y gaseoso) y propiedades (físicas, químicas, bacteriológicas y radiactivas) y su captación.

 

Asimismo, se debe realizar un estudio topográfico que incluya planimetría y altimetría a detalle del sitio seleccionado para el sitio de disposición final donde se situará un relleno sanitario.

 

Los estudios topográficos, determinan el conjunto de principios y procedimientos que tienen por objeto la representación gráfica de la superficie del terreno, sus formas y detalles, tanto naturales como artificiales, a través de un conjunto de métodos y procedimientos que tienden a conseguir la representación a escala de todos los detalles interesantes del terreno sobre una superficie tanto plana como con relieves, para determinar y representar la altura; también llamada “cota”, de cada uno de los puntos, respecto de un plano de referencia (planos de curvas de nivel, perfiles, etc.).

 

Con base en estos se editan y redactan las cartas topográficas utilizando símbolos convencionales y estándares previamente normados para la representación de los objetos naturales y antrópicos.

 

Se cuentan también con el Estudio Geotécnico, mismo que se deberá realizar para obtener los elementos de diseño necesarios y garantizar la protección del suelo, subsuelo, agua superficial y subterránea.

 

La estabilidad de las obras civiles y del sitio de disposición final a construirse, incluyendo al menos las siguientes pruebas; Exploración, Muestreo y Estudios en laboratorio (con sus especificaciones particulares).

 

Actualmente los estudios hidrogeológicos son de especial interés no solo para la provisión de agua a la población sino también para entender el ciclo vital de ciertos elementos químicos.

 

Además de evaluar el ciclo de las sustancias contaminantes, su movilidad, dispersión y la manera en que afectan al medio ambiente, por lo que resulta básica para los sistemas ambientales complejos.

 

El abordaje de las cuestiones hidrogeológicas abarcan: la evaluación de las condiciones climáticas de una región, su régimen pluviométrico, la composición química del agua.

 

También las características de las rocas como permeabilidad, porosidad, fisuración, su composición química, los rasgos geológicos y geotectónicos, es así que esta evaluación debe considerar las relaciones entre la geología y las aguas subterráneas, los procesos que rigen los movimientos de las aguas subterráneas en el interior de las rocas y de los sedimentos y de la química de las aguas subterráneas.

 

Esto y otros estudios, forma parte de las labores que se deben desarrollar previo a la colocación y puesta en marcha de un relleno sanitario, esto con la intención de generar el menor impacto posible entre la población cercana, así como a la geografía natural y uso de recursos naturales como el agua y recursos maderables, así como el hábitat de especies endémicas.

 

Genera Tlaxcala 950 toneladas de basura a diario

 

Profepa vigila que rellenos sanitarios cumplan norma

 

La Ley General de Prevención y Gestión Integral de los Residuos (Lgpgir), promulgada en octubre de 2003, contienen de manera general y concisa las disposiciones aplicables dentro de México en materia de residuos y las competencias, coordinación y atribuciones de los tres órdenes de gobierno y entre las instituciones.

 

Plantea, entre otras cosas, la construcción de rellenos sanitarios que constituyan una infraestructura idónea para el confinamiento de los residuos, tanto por razones de salud pública como ambientales y de conservación de los recursos naturales puesto que la basura produce líquidos llamados lixiviados, que si no se controlan pueden dispersarse por el suelo e infiltrarse hasta llegar a los mantos acuíferos. Asimismo, produce gases que pueden tener importantes impactos sobre el medio ambiente y la salud de la población

 

Por ello, dichos espacios deben cumplir con los criterios de funcionamiento que establece la Norma Oficial Mexicana (NOM) 083-Semarnat-2003, la cual categoriza los rellenos sanitarios según la cantidad de Residuos Sólidos Urbanos y Residuos de Manejo Especial que reciben diariamente, tanto de domicilios, comercios e industrias (no peligrosos), como de los servicios de limpieza de calles y lugares públicos.

 

La vigilancia del cumplimiento de la norma corresponde a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), por conducto de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), y a los gobiernos locales y municipios en el ámbito de su jurisdicción y competencia.

 

Cabe recordar que en marzo de 2018, Carlos Álvarez Flores, presidente de la Asociación Civil México, Comunicación y Ambiente (MCA), presentó una denuncia ante la Profepa en contra de la CGE porque presuntamente los rellenos sanitarios de Huamantla, Tetla de la Solidaridad, Panotla y Nanacamilpa no estaban apegados a la normatividad.

 

A nivel local, Tlaxcala cuenta con la Ley de Ecología y de Protección al Ambiente que en su artículo 35 del capítulo III “Prevención y Control de la Contaminación del Suelo”, refiere que corresponde al Ejecutivo a través de la Coordinación General de Ecología (CGE) y a los ayuntamientos, la regulación del manejo y disposición final de los residuos sólidos conforme a lo establecido en la Ley. Mientras que los municipios cuentan con un Reglamento para el Tratamiento de Residuos Sólidos No Peligrosos.

 

Escrito por: Giovanna Moreno/ David Morales/Maritza Hernández