Entre enero y septiembre de 2019 el número de tomas clandestinas de gas LP creció 3 mil 800 por ciento, reveló el Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim).

 

El informe de la asociación civil refiere que en el periodo enero-septiembre de 2018 se detectó una toma clandestina, mientras que en el mismo periodo de 2019 el número fue de 32 tomas clandestinas en la entidad; con esta cantidad Petróleos Mexicanos (Pemex) detecta una toma clandestina de gas cada 8 horas en Tlaxcala.

 

Con este porcentaje Tlaxcala se colocó como la tercera entidad a nivel nacional con el mayor número de tomas clandestinas de gas después de Puebla que reportó 556 tomas en 2019 y un crecimiento porcentual de 1,012%, y Estado de México con 193 tomas de gas y un crecimiento anual de 227.12 por ciento.

 

De acuerdo a Igavim los 10 estados con la mayor incidencia por este delito son: Puebla, Estado de México, Tlaxcala, Querétaro, Hidalgo, Veracruz, Nuevo León, Guanajuato, Jalisco y Tabasco.

 

Estos estados concentran el 80 por ceinto del total nacional con un incremento anual de tomas clandestinas de 484 por ciento, y es que en 2018 el número de puntos ilegal de extracción fue de 150 y en 2019 subió a 877 tomas clandestinas.