Los municipios de Ixtacuixtla, Nativitas y Tepetitla solo han cumplido con uno de los 60 puntos recomendatorios de la recomendación 10/2017 que emitió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) sobre la contaminación del río Atoyac y sus afluentes, y la violación de los derechos de la población a la salud, la información y a un medio ambiente sano.

 

El informe de seguimiento de las recomendaciones emitidas durante el periodo 1990-2019 de la CNDH, revela que existe una omisión considerable y falta de voluntad política de los tres gobiernos y del Ejecutivo estatal.

 

La Comisión indica que en el caso de los municipios de Ixtacuixtla de Mariano Matamoros y Tepetitla de Lardizábal no han cumplido con ninguna de las 20 recomendaciones, por lo que tienen un nivel de incumplimiento del 100 por ciento a casi tres años de la recomendación 10/2017.

 

En el mismo caso se encuentra el municipio de Nativitas que solo ha dado cumplimiento a 1 recomendación de las 20 emitidas para el saneamiento del río, por lo que permanecen en trámite 95 por ciento de las acciones para reducir la contaminación y garantizar el derecho a la salud de la población.

 

Una de las recomendaciones más importantes es que  los municipios y gobierno locales de Puebla y Tlaxcala deben firmar un convenio de coordinación interinstitucional y cooperación técnica coordinado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua).