El alcalde convocó a una sesión extraordinaria para conocer la postura de los ediles ante el conflicto

 

(JESÚS ZEMPOALTECA) Con el argumento de que el Ayuntamiento no tiene la facultad para remover a presidentes de comunidad, el alcalde de Tepeyanco, Bladimir Zainos Flores pedirá al Congreso local su intervención para que esa soberanía le resuelva el problema de Atlamaxac.

 

La mañana del martes, los pobladores inconformes se apostaron frente a la presidencia con la intención de “tomarla”, pues a más de dos meses del conflicto no han recibido alguna respuesta.

 

Ante la congregación, el alcalde los recibió en la Casa de Cultura y convocó a sesión extraordinaria de Cabildo, para “consultar” a los ediles su posición en torno al tema, en donde la mayoría votó a favor para que Caros Xochihua Xochihua abandone el puesto.

 

La reunión duró tres horas, la cual se desarrolló en medio de protestas con pancartas y señalamientos personales y familiares, en la cual también estuvo presente el propio Xochichua Xochichua, quien pretendió justificar el gasto de 134 mil 700 pesos recaudados por el servicio de agua potable con facturas.

 

Benefician remesas economía municipal

Hubo opiniones encontradas, pero la mayoría coincidió en que no permitirá que “compruebe” el gasto con aquellos documentos fiscales, pues desde un principio se los requirieron y no los tuvo.

 

Al tomar la palabra, Carlos Xochichua advirtió que no pedirá otra licencia como se lo exigen, pues “no tengo porque esconderme, no he cometido ningún delito y aquí estoy dando la cara”.

 

EL RECURSO FUE GASTADO EN PROYECTOS: XOCHIHUA

En entrevista, Xochihua justificó que se gastó el dinero en proyectos de gestión que ingresó en el Congreso de la Unión y otras dependencias federales como la Secretaría del bienestar, los cuales bien podrían ser aprobados o no.

 

Sentenció que no cederá a presiones para una nueva licencia, pues sería como aceptar que se robó el dinero, aunque eso sí, admitió que trabaja en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al mismo tiempo se desempeña como presidente, “pero no afecto a nadie porque en el IMSS mis turnos son por las noches”.

 

Por último, advirtió que cabe la posibilidad de que sí dé el grito de independencia, pero todo dependerá del acuerdo al que llegue con la comisión de las fiestas patrias.

 

Por momentos se caldearon los ánimos, ya que varias personas hicieron alusión a los familiares del enjuiciado y eso provocó que otras mujeres acusaron a los inconformes de “acarreados”.