Urlich Roberto Thoma Kiwus, presidente del Clúster Automotriz Zona Centro, detalló que el sector al que representa, mantiene un ambiente de ahorro en sus cadenas de producción a causa de una depresión económica en dicha rama productiva.

 

Hoy por hoy la industria está deprimida, se han hecho muchos ahorros en las cadenas productivas, que al final de cuentas no es malo, pues lo que se busca es eficientar los procesos productivos de las empresas.

 

Este tipo de ahorros, señaló, es con el objetivo de hacerle frente a las disminuciones que se han presentado en las ventas de la parte automotriz a nivel nacional.

 

Señaló que a pesar de la caída de un 6.6 por ciento en su actividad, este sector industrial ha realizado desde inicios del presente año ajustes, ya que han avizorado que lo que resta del 2019 y del siguiente año, son momentos de ahorros.

 

Donde realmente sí hay ventas, se sigue con la producción, porque obviamente las armadoras no están paradas, las cantidades de ventas no son las que se plantearon pero sigue la venta en el sector automotriz.

 

Recalcó que este 2019 y el 2020 son años en los que tendrán que “apretarse el cinturón” para luego mirar hacia el frente con una mejoría de procesos productivos de las plantas armadoras, a través del factor humano.

 

Como clúster, han trabajado de la mano con la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPTx) para generar vínculos entre empresa, gobierno y universidad, para así conseguir una mejoría del factor humano dentro de las empresas.

 

Para que de esta manera logren mejorar el factor humano dentro de las empresas, mediante el conocimiento que requieren los empresarios, el cual debe forjarse al interior de las universidades.

 

No solo se trata del tema de los alumnos o egresados que inician a trabajar en la empresa, sino que se trata de utilizar y aprovechar los laboratorios de las universidades, además de forjar otro tipo de estudios que les pueden servir a las empresas.