La senadora y ex gobernadora de Tlaxcala, Beatriz Paredes Rangel sostuvo que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) vive un proceso de renovación hacia la socialdemocracia y que el partido no está derrotado moralmente, a lo más, hay algunos priistas que se sienten moralmente derrotados, dijo esta tarde en entrevista con Julio Astillero en Radio Centro.

 

“Yo he escuchado el acta de defunción del PRI muchísimas veces, no solo el diagnóstico del desahucio, creo que el PRI como institución tiene robustez, probablemente algunos de sus militantes están moralmente enjuiciados por la sociedad y, en ese sentido, ya la sociedad dio su veredicto… a mí ya me ha tocado escuchar muchas veces las exequias del partido.”

 

El pasado domingo, durante la entrega del Primer Informe de Gobierno a los legisladores federales, la senadora propuso a las fuerzas políticas del Congreso de la Unión a signar un pacto nacional contra la inseguridad.

 

Ahí, criticó los primeros resultados del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y llamó a todas las fuerzas políticas a cuidar la democracia y revisar objetivamente las políticas públicas y sus resultados.

 

“Congruencia es lo que demandamos y con perspectiva democrática les exhortamos a revisar las políticas públicas que han propuesto, con humildad no con triunfalismos, a revisar dónde deben hacer rectificaciones, ojalá no caigan en los errores de sus antecesores que embriagados en sus estrategias publicitarias no se dieron cuenta cuando cometían equivocaciones”, dijo el pasado domingo.

 

Sin embargo, Julio Astillero se centró en la frase que Andrés Manuel López Obrador lanzó ayer sobre la derrota moral de la oposición.

 

“Me parecen palabras muy fuertes de un presidente de la república porque el presidente es un presidente para todos, el gobierno a todos los mexicanos, si bien es cierto que solo 34 de cada 100 mexicanos fue una victoria electoral muy importante. Yo pensaría que esas expresiones son más de un dirigente político partidista, más que un dirigente de todas las instituciones.”

 

La senadora señaló que el PRI se encuentra en un proceso de renovación ideológica acorde a el contexto actual: mirar los jóvenes y las exigencias sociales contra la corrupción y el bienestar.

 

“En este momento somos una fuerza política concreta que en algunos estados gobierna, con la fuerza territorial me es difícil compartir el hecho de que ya está tres metros en la tumba. Aceptamos que tiene que haber una revisión profunda de cuál es la nueva sociedad que existe en México, no solo en el PRI, todos los partidos políticos tiene que revisarse.”