Pescadores de cuatro asociaciones rurales en Tlaxcala

 

(Tomás Baños) Unos 40 pescadores con el respaldo de la Unidad de la Secretaría de Pesca y la comuna de Atlangatepec, sembraron 1.3 millones de crías de carpa espejo y barrigona a fin de mantener con vida la presa de San Juan Atlangatepec.

 

Se trata de ejidatarios de cuatro asociaciones pesqueras que cuentan con permiso para ingresar al afluente de mil 90 hectáreas con 41 mil metros cúbicos. Juan Pelcastre reveló que a finales de julio de este año, aclimataron las crías procedentes de embalses del estado de Coahuila.

 

Juan Pelcastre reveló que a finales de julio de este año, aclimataron las crías procedentes de embalses del estado de Coahuila.

 

Dijo que con esta acción restablecen la actividad acuícola en la presa más importante en Tlaxcala, para que al iniciar la primavera comercien el recurso pesquero hasta en 50 pesos el kilogramo. Mencionó que los pescadores solo cuentan con permiso para extraer charal y carpas, porque la explotación de ajolote está prohibida desde hace 10 años.

 

Destacó que en el Centro Acuícola de Atlangatepec, producen 700 mil crías al año, pero solo alcanzan para criaderos del interior del Estado. Afirmó que Martha Rodríguez, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México, hizo algunas muestras para conocer la calidad del agua del afluente.

 

Expuso que la sequía, la evaporación y el azolve son causales de pérdida de agua pluvial en los últimos años en ese municipio.