Durante el primer trimestre del 2019, el estado de Tlaxcala concentró un total de 72 tomas clandestinas a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), cifra que representa una disminución con respecto al mismo periodo pero del ejercicio 2018.

 

En Tlaxcala ducto con más tomas ilícitasA través de una solicitud de información enviada por Síntesis a la petrolera, vía Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), la Subdirección de Salvaguardia Estratégica de Pemex evidenció que al menos en el primer trimestre de este año, la denominada estrategia nacional contra el “huachicol” ha funcionado en Tlaxcala.

 

Por ejemplo, las 72 tomas clandestinas que se registraron durante el periodo enero-marzo de 2019 son menores a las 90 que se concentraron en el primer trimestre del 2018, aunque el número es mayor si se compara con el mismo periodo pero de 2017, cuando hubo 23 tomas.

 

Sin embargo, hay que hacer notar que la incidencia ha reducido en el territorio estatal a partir de la medida del gobierno federal para cerrar los ductos de hidrocarburo, aunque de acuerdo con autoridades militares, pese a esa determinación se siguieron observando ductos “picados” en las regiones de Calpulalpan y Nanacamilpa.

 

De acuerdo con las cifras que Pemex ofreció a Síntesis, durante enero de 2019 hubo 37 tomas clandestinas, mientras que en febrero el número de reportes cayó a 25, en tanto que para marzo se redujo aún más hasta llegar a las diez tomas ilegales detectadas.

 

Del número total de reportes de ese delito concentrados durante el primer trimestre del año, la incidencia se concentró en tres municipios: Calpulalpan con 46; Nanacamilpa de Mariano Arista con 16; y Nativitas con diez reportes.

 

Cabe señalar que Pemex dejó de actualizar su información sobre la presencia de tomas clandestinas en el país desde octubre del año pasado, por lo que ya no se supo la cantidad de reportes del último bimestre de 2018 y el general de ese ejercicio.

 

El último corte público emitido por Pemex en torno al “huachicol”, dio a conocer que Tlaxcala tuvo de enero a octubre del año pasado 375 reportes, cifra superior a las 95 tomas concentradas en el mismo periodo pero del 2017.

 

A la fecha poca información se ha ofrecido a nivel nacional y local en torno a la frecuencia con la que ha ocurrido ese delito desde inicios de este año; de hecho, al momento de recibir los datos correspondientes a esta solicitud de información, no se habían actualizado las cifras de abril.