Texto y fotografía: (Rommel Pichardo) Este fin de semana después de que los incendios en las zonas forestales arrecieran por las condiciones climáticas que se presentaron, brigadas de diversas corporaciones trabajaron este domingo para tratar de sofocar el incendio.

 

Ya que desde temprana hora se pudo observar las inmensas columnas de humo desde diferentes puntos, lo que dio apertura a una jornada de trabajo bastante larga para poder intentar sofocar las llamas que han ido avanzando de manera contante.

 

Es así que en el cerro del Ostol, perteneciente a la comunidad de San Esteban Tizatlán en la parte conocida como los Nigos, brigadas de protección Civil de la capital, de la Comisión Nacional

Forestal (CONAFOR), de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) y elementos del Ejército Mexicano.

 

Siendo estos últimos, con aproximadamente dos secciones cada una conformada por 27 elementos, los que aplicaron el Plan DN-III-E para poder sofocar el incendio de manera coordinada  con los vecinos del lugar, quienes manifestaron que han sido días difíciles pues han tenido que batallar con tratar de apagar el incendio, el cual no ha cedido del todo por el clima que impera actualmente en la entidad.

 

Ayudados de palas, picos y cubre bocas, los elementos del ejército mexicano ayudaron en todo momento a controlar las llamas del siniestro, siempre procurando salvaguardar su integridad. Asimismo hicieron hincapié que la situación se vio complicado por la rudeza del terreno a la hora de transitar y de las condiciones climáticas que se favorecían al fuego para expanderse con rapidez.