(Iván Muñoz Pérez) La Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia de Género contra las Mujeres (Conavim, aún en proceso de transición por el cambio de gobierno federal), detectó que el gobierno del estado no ha cumplido de forma cabal las recomendaciones dirigidas a Tlaxcala para atender la solicitud de alerta de violencia de género.

 

Si bien reconoce avances solo de carácter administrativo, la Conavim destaca que, a año y medio de las solicitudes para declarar AVG en Tlaxcala por el incremento de 531 por ciento de la violencia de las mujeres, el gobierno local no ha publicado oficialmente el Programa estatal contra la trata de personas 2018-2021 ni ha puesto en marcha el Banco Estatal de Datos e Información sobre Violencia contra las Mujeres, cuyo software ya fue entregado por la Secretaría de Gobernación (Segob) al Instituto Estatal de la Mujer en noviembre de 2018. 

 

De acuerdo al oficio de seguimiento CNPVE/0024/2019 de la Conavim publicado el 27 de enero de 2019, la Comisión refiere que está pendiente la elaboración del Diagnóstico sobre la trata de personas en la entidad con énfasis en mujeres víctimas de explotación sexual, así como la creación del Refugio Especializado en la Atención de Víctimas de Trata de Personas con base en el Modelo de Atención Integral.

 

La Conavim indica que no se ha diseñado ni publicado el Reglamento de la Ley para la Prevención, Asistencia y Tratamiento de la Violencia Familiar en el Estado ni se han creado los modelos de prevención desde ex proxenetas y mujeres ex prostitutas.

 

Tampoco se han publicado los lineamientos de operación para el funcionamiento del Sistema Estatal para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las mujeres; además, la Conavim ha pedido al gobierno dar seguimiento a la emisión de órdenes de protección para mujeres víctimas de violencia, a la integración de una base de datos de las instancias a las cuales acudir para recibir ayuda y la operación de las unidades de igualad de género.

 

Por otro lado, la Comisión reconoce avances normativos importantes como las reformas a las leyes de Acceso de las Mujeres a una vida libre de violencia; de Igualdad entre mujeres y hombres y actualizaciones de la Ley para Prevenir, sancionar y erradicar los delitos en materia de trata de personas y para la protección y asistencia a las víctimas de los mismos, así como la implementación del programa de capacitación y profesionalización de las y los servidores públicos estatales en temas de derechos humanos de las mujeres, perspectiva de género y trata de personas. En dichas reformas, se integró a las leyes nuevos tipos de violencia.