El tlaxcalteca Raúl Granados Rendón, oriundo del municipio de Tenancingo, recibió una condena de ocho años de prisión y deberá pagar una multa de un millón 300 mil dólares a una de sus víctimas por los delitos de trata de personas y explotación sexual.

 

Agencias de noticias internacionales informaron que el pasado lunes el juez de distrito de un tribunal de Brooklyn, en Estados Unidos, acreditó los delitos contra Raúl Granados, conocido como uno de los "fugitivos más buscados" por autoridades de Estados Unidos.

 

La justicia norteamericana determinó que Granados Rendón traficó con jóvenes mexicanas para forzarlas a prostituirse en el país del norte y es señalado como uno de los miembros de una familia de Tenenacingo, Tlaxcala, dedicada a la trata sexual.

 

En julio pasado su padre, Ausencio Granados Roldán, fue sentenciado por la justicia mexicana a 14 años y 23 días de prisión y al pago de una multa por 68 mil pesos y de 293 mil pesos como parte de la reparación del daño.

 

En 2016 las autoridades detuvieron a Ausencio y Raúl cuando intentaban llevar a una mujer a los Estados Unidos que ya había sido explotada en Puebla. Primero fue procesado y sentenciado Ausencio Roldán, esta semana su hijo Raúl mientras que otros 13 miembros de la familia delictiva conocida como "Los Granados" esperan sentencia en México.

 

El juez de Estados Unidos concluyó que Raúl Granados Rendón formó parte de una red de tráfico de mujeres para "sacar beneficio de su explotación y deshumnización".

 

(Con información de EFE y Sin Embargo)