(Guadalupe Salas) Resultado de los sismos del pasado mes de septiembre, los precios al productor de la construcción residencial en Tlaxcala tuvieron un incremento, como igual sucedió en otras siete ciudades de ocho entidades federativas que fueron dañadas por los movimientos telúricos, de acuerdo con el último reporte del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

 

Los registros de esa institución indican que en el caso de Tlaxcala los precios al productor de la construcción residencial fueron de 6.86 por ciento en el mes de agosto a 7.90 por ciento en el mes de septiembre.

 

Otras ciudades que también tuvieron incrementos fueron Puebla (Puebla), que pasó de 7.96 a 8.25 por ciento; Acapulco (Guerrero), que subió de 4.67 a 4.77 por ciento, y Tehuantepec (Oaxaca), que incrementó de 9.91 a 9.95 por ciento.

 

El periódico El Economista publica este miércoles un trabajo de investigación sobre el tema, para lo cual entrevista a diversos analistas, quienes coinciden en que en los casos de las ciudades de Oaxaca y Guerrero, que sufrieron en mayor medida el sismo del 7 de septiembre, observaron un alza en los precios debido a que se han comenzado las actividades de reconstrucción.

 

El director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz Gallegos, explicó que en las entidades afectadas por dicho sismo se observó un aumento en la demanda de construcción, que al enfrentar una oferta limitada, pudo contribuir al aumento de precios.

 

De acuerdo con esa tendencia, y aunque en Tlaxcala todavía no inician las acciones de reconstrucción, se esperaría que los precios en materiales de construcción tuvieran un incremento más pronunciado en las próximas semanas.

 

Como ejemplo de lo anterior, es que en Oaxaca (Oaxaca) se pasó de una tasa anual de 7.26 por ciento en agosto del 2017 a una de 11.54 por ciento en septiembre; mientras que en Iguala (Guerrero) el incremento fue de 10.24 a 11.51 por ciento, de acuerdo con datos del Inegi.