En "Piedras Negras", de primera mano los investigadores constaron la crianza del toro de lidia

 

La semana que termina, un grupo de académicos e investigadores asistieron a la dehesa propiedad de "Piedras Negras" ubica en el municipio de Tetla de Solidaridad en Tlaxcala, donde pudieron constatar de primera mano la crianza del toro de lidia, que actualmente se equipara con los miuras españoles.

 

En la hacienda propiedad del ganadero Marco González, los catedráticos en presencia de Luis Mariano Anfalco titular del Instituto Tlaxcalteca de Desarrollo Taurino (ITDT), se allegaron de información precisa por parte del también ganadero Carlos Castañeda Gómez Del Campo, del proceso de la producción y crianza de los astados que han dado prestigio a nivel nacional e internacional del ganado tlaxcalteca.

 

En reunión previa al recorrido por los potreros y corraletas, el autor del libro editado por CONACULTA que detalla el misticismo e historia de esa casa ganadera que está por cumplir siglo y medio de vida, fueron destacadas las bondades de la carne con que cuenta el ganado bravo, que se dejó en claro también es un guardián de la ecología.

 

Y también los retos que enfrenta, "La Más Bella de las Fiestas" que afortunadamente tiene un blindaje en la entidad más pequeña del país desde el propio Congreso, lo que se espera sea replicado a nivel nacional, mediante el trabajo arduo de la Asociación de Ganaderos que trabajan para la generación de economía y empleo para un número importante de familias.

 

Ya en las corraletas, contando con la presencia de Antonio de Haro, las decenas de estudiosos en distintos campos, observaron la vida apacible que tienen los ejemplares, los que reciben cuidados específicos mediante el arduo trabajo de los vaqueros, quienes bajo la observancia celosa de la hacienda atienden a los terneros, novillos, vacas y toros.

 

Esto hasta llegar al momento del embarque (del cual se dieron detalles) para despejar dudas y hasta desmentir tabúes que han sido manejados por algunos animalistas que atentan contra este rubro, que es una herencia viva y da renombre a la entidad del "pan de tortilla".

 

Luego los visitantes, accedieron a todos y cada uno de los espacios que integran "Piedras Negras", que obviamente cuenta con un legado y riqueza histórica, que va desde lo arquitectónico, cultural, religioso y mortuorio, donde el investigador que encabezaba al grupo de invitados, detalló las razones y el porqué de las estructuras que están en el panteón familiar.

 

Para concluir la visita, fue servida una comida consistente en viandas propias de la región, que sirvió de marco para el intercambio de impresiones y comentarios; que seguramente serán contenidos en los textos y tratados de los catedráticos, que vivieron un día singular en una de las ganaderías más emblemáticas de Tlaxcala.