Se ofrece a las familias opciones de recreación que promuevan la sana convivencia y el disfrute de la riqueza natural que posee la entidad

 

 

Con la finalidad de ofrecer a las familias tlaxcaltecas opciones de recreación que promuevan la sana convivencia y el disfrute de la riqueza natural que posee la entidad, el Gobierno del Estado cuenta con espacios públicos destinados a estos objetivos.

 

El Jardín Botánico de Tizatlán y el área natural protegida “La Cueva” son opciones donde niños, jóvenes y adultos pueden conocer la riqueza de ecosistemas con la que cuentan e incentivan la interacción familiar.

 

Los lugares están a cargo de la Coordinación General de Ecología (CGE), que se encarga de mantener y preservar estas reservas naturales en condiciones óptimas en beneficio no sólo de los habitantes del estado, sino de los visitantes que arriban a Tlaxcala.

 

Efraín Flores Hernández, titular de la CGE, externó que estos días de descanso son ideales para recorrer estas dos zonas, las cuales cuentan con la infraestructura y servicios para garantizar un momento de esparcimiento en un entorno natural.

 

El funcionario estatal explicó que el Jardín Botánico Tizatlán, es un área natural protegida con una extensión de más de ocho hectáreas que alberga tres mil especies de plantas de la región y el país.

 

“Las familias tlaxcaltecas pueden conocer la flora que alberga este sitio entre las que se encuentran el arboretum, xerofitas, acuáticas, útiles y medicinales, ornamental, invernadero y frutales”, señaló el titular de la CGE.

 

El Jardín Botánico cuenta con senderos interpretativos, teatro al aire libre y palapas de descanso, donde se pueden realizar actividades de integración y acondicionamiento físico.

 

Su ubicación sobre Camino Real a Ixtulco sin número, lo convierte en un atractivo de la capital del estado, donde los paseantes pueden entrar en contacto con la naturaleza. El acceso es libre de lunes a domingo en un horario de 6:30 a 20:00 horas.

 

El área natural protegida “La Cueva”, que se localiza en el municipio de San Pablo Apetatitlán, tiene una extensión de 4.8 hectáreas que incluye amplias áreas verdes, estacionamiento, arroyos, humedal y zonas descanso.

 

En este lugar las familias pueden realizar actividades físicas, pasear en bicicleta y organizar un día de campo.

 

De esta manera, el Gobierno del Estado ofrece opciones gratuitas a los habitantes del estado para que disfruten los atractivos de Tlaxcala en familia.