El jugador del América señaló que los cambios son un reto porque no te permiten bajar los brazos

Las rotaciones son un tema recurrente en el América, ya sea por lesión o por estrategia de Miguel Herrera y William da Silva que ha sido partícipe de ellas, sentenció que la competencia interna genera mayor ambición.

 

“Es un reto muy bueno porque eso no te permite bajar los brazos, hace que siempre estés atento, siempre tienes que mejorar porque la competencia está muy alta y con esto el que más gana es el equipo, mientras más competencia hay, más entrega hay del equipo y de cada uno de nosotros para poder estar entre los 11 y con eso gana el club”, aseguró a RÉCORD.

 

El brasileño ha sido una de las piezas móviles del Piojo, su plurifuncionalidad le ha permitido estar en defensa y ataque, pues prefiere ser un constante del DT azulcrema. 

 

“Lo dejo libre para tomar la decisión porque me conoce y sabe dónde le puedo aportar mejor, entonces donde me toque jugar estoy seguro que él tiene la confianza de mi trabajo y si me pone ahí es porque está seguro que yo puedo hacerlo mejor, así que en la parte ofensiva o defensiva, el chiste es que esté ahí y pueda aportar al grupo”.